Economía
Suscríbete

economía

Las bolsas de fécula de patata de Mercadona se fabrican en Utebo

La planta española de Sphere, que se trasladará este año a Pedrola, elabora estos envases con un 30% de materia vegetal.

Extrusora de la planta de Sphere en Utebo.
Extrusora de la planta de Sphere en Utebo.
Sphere

Las bolsas de los supermercados han cambiado en los últimos años. De la barra libre inicial de plástico de los 80 y 90 se pasó a reducir su uso en 2015 y desde julio de 2018 fue obligatorio cobrarlas. Desde enero, han desaparecido las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras en las tiendas, excepto si son 'compostables', reciclables de materias primas naturales. Entre ellas se encuentran las elaboradas con fécula patata, aunque no solo están hechas de este tubérculo.

La última cadena en apostar por ellas ha sido Mercadona, que ha eliminado las de plástico de un solo uso y las ha sustituido por las de fécula de patataEstas y la mayoría de las que hay en las principales cadenas se fabrican en la planta española del grupo Sphere, en el municipio zaragozano de Utebo. La compañía está en pleno proceso de expansión ya que construye una nueva sede en Pedrola, a la que tiene previsto trasladarse este año para poder duplicar su producción.

No solo patata en las bolsas

"Este tipo de bolsas no solo se componen de almidón de patata, sino que se trata de una mezcla que lleva un alto contenido de la fécula de patata y luego materiales 'compostables', porque solo con la fécula no se pueden hacer bolsas", aclaran desde la empresa familiar nacida en Utebo en 1958 como Manufacturas Biel, que después de varios cambios se integró en el grupo francés en 2005. La materia prima llega desde una fábrica de la multinacional en Alemania.

Actualmente en cada bolsa hay un 30% de materia vegetal y en este año tienen que alcanzar el 50% que marca la Unión Europea (UE). "Cada año, la normativa europea aumenta el contenido de materia vegetal que tienen que contener las bolsas en detrimento de la parte química", explican. El mayor reto llegará en 2025, año en el que quieren conseguir "la sustitución total de materiales que provienen de plantas petroquímicas por materiales renovables y reciclados", señalan.

La compañía comenzó a buscar nuevos materiales en 2007. "Vimos que una parte de mejora medioambiental era dirigirnos hacia materias primas que fueran biodegradables y compostables", señalan. Este tipo de bolsas tienen un doble uso, destacan, "primero para hacer la compra y depositar los alimentos y después para poder reciclar esos residuos y llevarlos al contenedor marrón". Porque estas bolsas se reciclan con la basura orgánica.

Este año la firma tiene previsto fabricar alrededor de 30.000 toneladas de bolsas, entre biodegradables y 'compostables'. Una de las diferencias está en el tiempo en que tardan en descomponerse, ya que las últimas lo hacen más rápido. 

Caída del consumo en la hostelería

La pandemia ha dejado huella en el sector, pero desde la compañía sostienen que "la industria del plástico ha logrado mantenerse". Ello ha sido posible porque "mientras el consumo en la hostelería o la restauración se ha reducido drásticamente, en parte lo que es el consumo general privado ha aumentado". Creen que la expansión de los materiales más respetuosos con el medio ambiente se ha visto ayudada por que "la sociedad está cada vez más concienciada".

En la planta de Utebo trabajan 215 personas y de ella sale el 15% de la producción total del grupo. Los últimos años han tenido que invertir en investigación y desarrollo para enfocarse hacia los productos más respetuosos con el medio ambiente. "En 2019, invertimos más de 1,8 millones de euros", señalan. Cuentan con 100 referencias diferentes con material biodegradable.

La lista de productos de la compañía es amplia. Diseñan, fabrican y comercializan bolsas 100% biodegradables y compostables, bolsas de basura, bolsas de salida de caja reutilizables con un mínimo de 70% de material reciclado, papel aluminio doméstico e industrial, bolsas de congelación, películas industriales y para alimentos, y bolsas de papel para los mercados de gran distribución, profesionales, hostelería y municipios.

Las inversiones de la compañía, con su futura nueva sede que definen como "complejo de economía circular" por el diseño buscando el residuo cero, llegaron a los 25 millones de euros el año pasado. Quieren producir 60.000 toneladas de bolsas, lo que les llevará a duplicar la facturación, desde  57 a 100 millones de euros en cinco años. La factoría tendrá 29.200 metros cuadrados, sobre una parcela de 140.000 metros cuadrados, y esperan que esté operativa a lo largo de este año.

Sphere tiene 14 plantas de producción en Europa, de las que ocho están en Francia, y suma más de 1.400 empleados. 

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión