Despliega el menú
Economía
#YoComproEnAragón

empresas

Pyrex se queda con Duralex, cuatro meses después de suspender pagos

Cookware International, el propietario de la marca Pyrex, absorberá también a otro de los fabricantes franceses de vajillas de vidrio, Duralex, que se había declarado en suspensión de pagos en septiembre pasado y estaba desde entonces bajo administración judicial.

Vajilla Duralex.
Vajilla Duralex.
Heraldo

 Cookware International, el propietario de la marca Pyrex, absorberá también a otro de los fabricantes franceses de vajillas de vidrio, Duralex, que se había declarado en suspensión de pagos en septiembre pasado y estaba desde entonces bajo administración judicial.

El Tribunal de Comercio de Orleans (centro de Francia) se pronunció este jueves por la venta de Duralex a Cookware International, que era el único candidato que quedaba en liza desde hace una semana.

En un comunicado conjunto, las dos empresas subrayaron que la operación "responde a una lógica coherente y complementaria entre dos marcas icónicas del saber hacer francés en el vidrio con la constitución de un polo de ambición mundial Made in France (...) gracias a sinergias fuertes entre las dos empresas y sus plantas industriales respectivas".

Según el diario local La République du Centre, el comprador pagará 3,55 millones de euros, una cantidad relativamente baja, pero que tiene que ponerse en relación con las deudas que arrastra la empresa con los bancos y sobre todo con la Seguridad Social, estimadas en 41 millones de euros.

La oferta de Cookware International garantiza el mantenimiento de todos los empleos (248) de su único centro industrial de La Chapelle Saint Mesmim, en las proximidades de la ciudad de Orleans. Los únicos que tendrán que dejar sus puestos son el consejero delegado, Antoine Loannidès, así como el director comercial y el director financiero.

El presidente del grupo comprador, José Luis Llacuna, indicó que pretende duplicar la facturación de Duralex, de 21 a 42 millones de euros de aquí a 2024 y replicar el modelo de Cookware.

El consejero delegado anunció que se prevé una inversión de unos 17 millones de euros en ese periodo para innovar y mejorar la productividad.

Pyrex y Duralex seguirán siendo empresas independientes con sus propios equipos directivos.

La historia de Duralex comenzó en los años 1930 cuando Saint Gobain compró una planta de vidrio en La Chapelle Saint Mesmim que años después se adaptó para la fabricación de vajilla y que en 1945 adoptó su icónica marca.

En la década de 1960 y 1970 se produjo su expansión internacional con productos que se hicieron conocidos para millones de consumidores por todo el mundo.

La situación cambió en los años 1990. Saint Gobain decidió vender esta actividad en 1997. La empresa vivió años difíciles y cambió de manos varias veces.

En 2008 y tras otra suspensión de pagos quedó bajo el control de su equipo directivo, que estuvo al frente hasta el pasado año, cuando en un contexto marcado por la pandemia su negoció empeoró fuertemente con el parón de las exportaciones, a las que iba a parar el 80 % de su producción.

Cookware International, propiedad desde el mes de abril del pasado año del fondo europeo Kartesia y con sede en Vincennes, a las afueras de París, emplea a 500 personas en su factoría de Chateauroux, a unos 150 kilómetros al sur de Orleans, con una facturación de más de 107 millones de euros en 2020.

Etiquetas
Comentarios