Despliega el menú
Economía

Los empresarios dan por perdida la Semana Santa por un turismo que no despegará hasta 2024

La CEOE reitera su crítica a la prohibición de despedir a las empresas acogidas a un ERTE y el Banco de España pide aprovechar los fondos europeos para realizar reformas estructurales.

Las agencias de viaje lamentan el parón turístico como consecuencia de las restricciones.
Las agencias de viaje lamentan el parón turístico como consecuencia de las restricciones.
Oliver Duch

El sector del turismo, uno de los más profundamente afectados por la pandemia, es consciente de que su situación no mejorará a corto plazo. A pesar de que la vacunación ya ha comenzado en España y en los principales países emisores de turistas (Reino Unido y Alemania), los empresarios confiesan que la Semana Santa ya la dan por perdida. Su presidente, Antonio Garamendi (CEOE), explicó en un coloquio organizado por el grupo Hotusa que desde que se aprobó la extensión del estado de alarma hasta el mes de mayo, "dimos por sentado que la Semana Santa ya estaba perdida".

Y es que el problema del turismo no se solventará solo con el plan de vacunación, sino que supondrá un ejercicio posterior de recuperación de la confianza a viajar. Pero Garamendi considera que un sector que da trabajo a 350 millones de personas en el mundo (2,8 millones en España) saldrá de esta situación si las ayudas empiezan a transformarse. "Hay empresas que se recuperarán en cuanto la situación comience a mejorar, pero otras tendrán que reestructurarse", por lo que incidió en su crítica a la cláusula de mantenimiento del empleo durante seis meses para las empresas que se han acogido a un ERTE. "No podemos decir que las empresas viables son solo las que no tienen que despedir a nadie, porque se necesita la flexibilidad suficiente para salir de esta", señaló.

El 12,8% del PIB

No solo son hoteles. También es el sector aéreo, la hostelería, el transporte de viajeros por tierra, las agencias de viajes o incluso las lavanderías, cuya facturación depende del funcionamiento de los hoteles y restaurantes. "En España el turismo representa de media el 12,8% del PIB, pero hay zonas como Canarias o Baleares donde este porcentaje asciende al 35%", destacó el presidente de la patronal.

Un punto que también señaló en su intervención el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, quien incidió en que la recuperación será muy "desigual" por sectores, desde el manufacturero que se ha recuperado con relativa rapidez en todo el mundo, al turístico, que en verano vivió un pequeño rebote pero "todo hace pensar que los efectos serán persistentes" y que no se recupere su nivel previo a la crisis hasta el año 2024.

Por ello, pidió acompañar a la política fiscal expansiva una batería de reformas estructurales, "que ya eran necesarias antes de la crisis", como el problema de la productividad en España y la alta tasa de paro persistente. "Los fondos europeos pueden ayudar para los procesos de inversión en ciertas reformas de empresas", aseguró.

Etiquetas
Comentarios