Despliega el menú
Economía

Más de 50 entidades piden a las Cortes una moratoria para proyectos eólicos

Las organizaciones no pretenden una paralización total de los proyectos, sino que se desarrolle un plan de ordenación del territorio en Aragón que impida afecciones graves a la biodiversidad.

Parque eólico de Endesa en Aragón
Parque eólico de Endesa en Aragón
Endesa

Más de cincuenta entidades han presentado ante las Cortes de Aragón una proposición no de ley para solicitar el apoyo de los grupos parlamentarios a una moratoria a los proyectos eólicos y fotovoltaicos en la Comunidad.

Las organizaciones no pretenden una paralización total de los proyectos, sino de aquellos que están en tramitación, y los que se presenten en los próximos meses, se desarrolle un plan de ordenación del territorio en Aragón que impida afecciones graves a la biodiversidad, a las actividades tradicionales y al desarrollo de las zonas rurales donde se pretenden implantar estas actividades industriales.

Estos colectivos también plantean la necesidad de resolver el problema de la fragmentación de proyectos y, en este sentido, de la acumulación de impactos sobre el terreno donde se implantan las instalaciones de renovables a gran escala.

"No se puede tolerar que la ley sea incumplida o tergiversada, creando pequeñas empresas que presentan proyectos claramente fragmentados, pues comparten redes de distribución y la empresa matriz es la misma" señalan en una nota de prensa.

Tampoco comparten el criterio de "hecha la ley hecha la trampa", ya que, advierten, genera indefensión en la ciudadanía y "sensación de que todo es posible, máxime cuando se está recurriendo repetidamente a la declaración de utilidad pública de estos proyectos y a la expropiación forzosa que lleva asociada".

Consideran que si el Tribunal Constitucional ha declarado la Red Natura 2000 como no urbanizable, también debería quedar exenta de proyectos industriales que van en contra del criterio para el que se creó, que es el mantenimiento de sus valores naturales y ambientales, así como la mejor conservación de la biodiversidad.

En este sentido, subrayan que los aerogeneradores, las placas, las redes de evacuación, la ampliación de caminos y todas las acciones que conllevan las instalaciones de renovables a gran escala, "suponen serias amenazas a los valores que la Red Natura 2000 debe proteger".

Estos colectivos apuestan por un cambio de modelo energético que no esté basado en los combustibles fósiles y que ayude a mitigar el cambio climático, que apueste por el ahorro y eficiencia energética, por la generación distribuida y por el autoconsumo, con la ocupación de espacios ya humanizados. 

Etiquetas
Comentarios