Despliega el menú
Economía

Lambán defiende los regadíos y anuncia 30 millones para su modernización

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, ha defendido este jueves la modernización de regadíos y la creación de otros nuevos como instrumento para combatir el cambio climático y la despoblación.

Javier Lambán
Javier Lambán
Oliver Duch

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, ha defendido la modernización de regadíos y la creación de otros nuevos como instrumento para combatir el cambio climático y la despoblación del medio rural, y al mismo tiempo para impulsar la agroalimentación como un sector estratégico en Aragón.

Lambán ha hecho esta afirmación en la inauguración de la 22 Asamblea de Riegos del Alto Aragón, que se celebra de forma telemática a causa de la pandemia por la covid-19, en respuesta a una intervención previa en la que el presidente de esta Comunidad regante, César Trillo, ha expresado su inquietud ante los nuevos criterios de la PAC o la eliminación de obras de regulación.

Una jornada de trabajo dedicada al cambio de modelo de la PAC en el marco del Acuerdo Verde Europeo y su visión desde los profesionales del regadío.

Incertidumbre entre los agricultores ante la nueva PAC

Trillo se ha referido a la incertidumbre existente entre los agricultores ante una PAC marcada por los objetivos de las autoridades europeas de reducir en un 50 % los, en su opinión, "mal llamados pesticidas" así como los abonos y nutrientes; de devolver el 10 % de la producción agrícola al paisaje y de potenciar la agricultura ecológica en un contexto de cambio climático.

En relación a estos objetivos, ha destacado que la reducción de los productos fitosanitarios y de los abonos provocará una disminución de la producción que afectará a las rentas agrarias y la posibilidad de un relevo generacional.

"Pagar un 60 o 70 por ciento más"

El responsable regante ha explicado que una hectárea de producción ecológica rinde un 30 % de lo que lo hace una convencional, y aunque ha resaltado que los agricultores están preparados para asumir este cambio, se ha preguntado si la sociedad "está dispuesta a pagar un 60 o un 70 por ciento más".

También ha lamentado la planificación del nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, que elimina 36 obras de regulación pendientes y que sólo mantiene las cuatro actualmente en construcción.

En su opinión, "les hemos concedido al sector ecologista lo que no habían conseguido desde el año 1995, porque de un plumazo lo han logrado todo, a pesar de que el Ebro, con las actuales obras en marcha, escasamente llegará al 50 % de su capacidad de regulación".

Tras reprochar a Lambán el haber renunciado a los presupuestos del Pacto del Agua de 1992, ha destacado que en la actualidad atraviesan diariamente los pasos centrales del Pirineos 400 camiones con 27 toneladas de maíz y cereales de Francia.

A su juicio, con esta política "estamos colaborando los ganaderos españoles en mantener a los agricultores de fuera del país y no a los de aquí".

"El sector agroalimentario, una de las palancas"

En respuesta a estos argumentos, el presidente aragonés ha expresado su confianza en la fortaleza del sector agroalimentario aragonés, "una de las palancas para que Aragón sea una de las primeras en superar la crisis", pero ha admitido la necesidad de asentarse sobre un sector primario "poderoso" que sin regadíos, ha apostillado, "es imposible de conseguir".

Ha asumido algunas de las manifestaciones de Trillo al calificar como "disparate" las propuestas hechas desde Europa de reducción de los fitosanitarios o de reducción de un 10 % de la producción, y ha insistido en la apuesta "clara y decidida" de su Gobierno por una PAC al servicio de las rentas de los agricultores profesionales.

Sin embargo, en relación al plan hidrológico ha incidido en la necesidad de abordar su debate no desde el documento original de 1992 sino desde la revisión que se hizo en 2008.

"Una regulación razonable de los ríos"

"Soy absolutamente partidario de una regulación razonable de los ríos", ha explicado Lambán, que ha emplazado a los regantes a establecer cauces de comunicación en busca de fórmulas alternativas a la desaparición "irreversible" de obras de regulación como el embalse de Biscarrués.

Se ha mostrado convencido a este respecto de que la construcción del embalse de Almudévar puede constituirse en una "solución importante" para garantizar los caudales necesarios para nuevos regadíos, aunque ha incidido al tiempo en la necesidad de definir otras "fórmulas complementarias" para la disposición de caudales.

En este contexto, ha asegurado que no renuncia ni a la modernización ni a la continuidad del proceso de creación de nuevos regadíos.

Embalses, regadíos "angituallas"

En su opinión, los embalses y los regadíos, que ha lamentado su concepción como "antiguallas" por parte de algunos sectores a los que ha calificado de "talibanes", son herramientas que permiten conseguir los objetivos de la lucha contra el cambio climático y contra la despoblación.

El responsable político ha destacado que 20.000 de las 30.000 hectáreas que se proyectan transformar en regadío en Aragón ya disponen de cobertura presupuestaria, y ha anunciado que a lo largo de este año se prevé impulsar la transformación del Sector 8 de Monegros, una reivindicación que ha calificado de "histórica".

Ha señalado que desde 2016, el Gobierno aragonés ha destinado 48 millones de euros a subvencionar la modernización de regadíos, cantidad a la que se sumarán este año otros 30 millones a partir del próximo mes de abril.

Y ha expresado su confianza, además, en que Aragón reciba una "buena parte" de los 563 millones de euros de los que dispondrá este año el Ministerio de Agricultura para la modernización de regadíos. 

Etiquetas
Comentarios