Economía
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Panishop factura 18 millones en sus tiendas en 2020, un 5% menos

Las ventas de los establecimientos sin degustación crecen un 3% en un año marcado por la pandemia.

[[[HA REDACCION]]]IMG_8440.jpg
La visita de Chicote. El 6 de marzo de 2020, solo unos días antes de que se decretara el estado de alarma, Alberto Chicote estuvo en la fábrica de Panishop en Zaragoza para grabar un capítulo de su serie ‘¿Te lo vas a comer?’ sobre la masa madre del pan. Seis horas de grabación se quedaron en 9 minutos. El programa se emitió en noviembre.
Panishop

«2020 ha sido un año en el que ha habido que adaptarse de forma muy rápida a la nueva realidad, que de momento sigue vigente. Han sido muchos cambios en muy poco tiempo». Así resumía ayer José Rebola, director comercial de la compañía panadera aragonesa Panishop, la evolución de la empresa durante el ejercicio pasado, en el que la facturación global de las tiendas –apuntó– fue de 18 millones de euros, con una caída del 5% respecto al año anterior. El formato de los establecimientos (con degustación o no) y la ubicación han sido decisivos para los resultados finales de cada uno. Los que no tienen ese espacio de restauración, en concreto, incrementaron un 3% sus ventas.

Rébola reconoció que es indudable que Panishop está en «un sector privilegiado», el de la alimentación, considerado esencial durante la pandemia. «Pero hay que seguir trabajando duro, la partida va a ser larga y hay que jugar muy bien las cartas», señaló, «dando una notable importancia a nuestros proyectos de investigación con los que mejorar las cualidades nutricionales y sensoriales de nuestros productos».

El directivo destacó, por otro lado, el mantenimiento de los niveles de empleo de la empresa, con un compromiso de todo el personal «digno de reconocer y agradecer». En Panishop trabajan unas 370 personas en las tiendas y unas 130 en producción.

Sobre lo vivido con la covid-19 y el comportamiento del personal habla también Antonio Rébola, director general del grupo Panishop, hermano de José, en el último boletín interno de la organización.

«De repente, descubrimos que éramos una empresa de primera necesidad, y nuestro reto inicial fue cómo mantener la normalidad desde el primer día para que nuestros clientes mantuviesen su confianza en Panishop», reseña el primer ejecutivo de esta empresa familiar. «Hubo que ajustar de forma muy ágil la organización del trabajo en las fábricas y en las tiendas, y de un golpe aprender a teletrabajar desde casa», indica antes de destacar la implicación de la gente «con gran responsabilidad y al 100% desde el primer momento, trabajando como un equipo, con buena comunicación y de forma sincronizada».

Antonio Rébola reconoce en todo caso que hubo un cambio de prioridades, que algunos proyectos se bloquearon o ralentizaron y otros se aceleraron. «La digitalización, la programación y las comunicaciones se convirtieron en prioritarios, permitiendo disponer de información segura y fiable en tiempo real para ser certeros en las decisiones», declara. Yañade: «En innovación, todos los proyectos de I+D+i se han mantenido con los mínimos retrasos inevitables, así hemos lanzado nuevas referencias y nuevos formatos adaptados a la demanda».

Panishop, como recoge su último boletín interno, sigue apostando por panes más saludables con ingredientes que mejoran los efectos que tiene el uso de la MMC (Masa Madre de Cultivo) sobre la elaboración del pan. La publicación señala que el último lanzamiento destacado es el Pan Romano.

En cuanto a las nuevas inversiones, el director general de Panishop reconoce que «se retrasaron algunas, tanto de producción como de aperturas previstas», pero que ahora ya están todas de nuevo en marcha.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión