Despliega el menú
Economía

El precio de la vivienda bajará en 2021 y 2022 para absorber el efecto de la pandemia

El precio medio de los pisos usados se mantuvo prácticamente estable en 2020, aunque hubo grandes variaciones por capitales y municipios.

Obras de construcción de una promoción de viviendas en el barrio de Parque Venecia.
Imagen de archivo de unas obras de construcción de una promoción de viviendas en el barrio de Parque Venecia.
Guillermo Mestre

La pandemia "ha acelerado el ajuste de los precios", pero "no ha supuesto una gran ruptura" en el año 2020, valora Ferrán Font, director de estudios de Pisos.com. Por eso, emplaza a los próximos años que se produzca un mayor abaratamiento de la vivienda: "Los descensos serán absorbidos por la oferta de forma progresiva, a lo largo del año que acabamos de estrenar y, en menor medida, en 2022"", reflexiona Font. Aunque este pronóstico está sujeto a incertidumbre: "La capacidad de respuesta de la economía española en 2021 será la que determine la salud del mercado de la vivienda. Si el tejido empresarial se regenera y los puestos de trabajo se recuperan, podríamos hablar de cierta normalidad para el segundo semestre". Pero, por el momento, la adquisición de una primera vivienda se retrasa en favor del ahorro por parte de los particulares. Aunque Font sí cree que al inmobiliario le puede apoyar la demanda inversora, que puede aprovechar la coyuntura «para buscar oportunidades a buen precio».

La caída de precios queda aplazada dado que, en media, en 2020, la vivienda de segunda mano subió un 0,47%, hasta los 1.719 euros por metro cuadrado, según Pisos.com. Si bien el encarecimiento es muy marginal, la covid-19 no se ha saldado con caídas generalizadas de precios.

Aunque ha habido una gran variabilidad por zonas geográficas. Así, por capitales de provincia, hubo caídas relevantes, como las de Córdoba (-5,59%), Soria (-3,73%), Orense (-3,05%), o Ávila y Zaragoza, ambas con retrocesos de un 2,88%. Pero también se registraron subidas significativas en 2020, como la que tuvo lugar en Pontevedra y Bilbao, donde el precio de las casas avanzó más de un 6%, mientras que en San Sebastián y Huesca se encarecieron más de un 5% y en Santa Cruz de Tenerife crecieron un 4,78%.

Por municipios, la dispersión fue todavía más intensa. Así, en Ronda (Málaga), La Unión (Murcia), Petrer (Alicante) y Linyola (Lérida), la caída rebasó el 20%. Pero en Moguer (Huelva), Martorell (Barcelona) o Almonte (Huelva), la subida rondó el 30%. Ello, en un mercado muy desigual, en el que el metro cuadrado oscila entre los 5.168 euros de San Sebastián y los 1.010 euros de Ávila.

Junto a caídas de precios, los expertos de FIABCI esperan que las hipotecas se endurezcan y los bancos exijan la contratación de más productos e incluyan más comisiones por novación, subrogación o amortización anticipada.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios