Despliega el menú
Economía

PERSPECTIVAS 2021

Rosa Mauri: "Todo lo que hemos avanzado este año en digitalización ha venido para quedarse"

La responsable de Marketing y Comunicación de la división Power and Flow de Atlas Copco explica cómo la crisis del coronavirus ha cambiado notablemente la forma de comunicarse con los clientes para las empresas industriales, que se han visto obligadas a acelerar sus procesos de digitalización.

Rosa Mauri, en la planta con la que cuenta Atlas Copco en el municipio zaragozano de Muel.
Rosa Mauri, en la planta con la que cuenta Atlas Copco en el municipio zaragozano de Muel.
Guillermo Mestre

Digital Marketing and Communications Manager en la división Power and Flow de Atlas Copco, Rosa Mauri destaca la digitalización, la innovación y la sostenibilidad como sus señas de identidad. La compañía fabrica grupos electrógenos, torres de iluminación y bombas de extracción de agua cada vez más eficientes y su planta de Muel facturó 120 millones de euros en 2019.

A pesar de lo mucho que la crisis del coronavirus ha perjudicado a numerosas empresas, en algunos casos también ha servido para reforzar aspectos muy importantes, como la digitalización o la habilidad para reinventarse. En Atlas Copco, multinacional sueca dedicada a la fabricación de herramientas y equipos industriales, tuvieron claro desde el primer momento que su papel iba a ser muy relevante, por ejemplo, garantizando el suministro eléctrico en hospitales, empresas de alimentación y otros sectores esenciales.

¿Qué balance hace del año 2020? 

Profesionalmente, las nuevas situaciones vividas por la pandemia han supuesto una aceleración de los procesos de digitalización y han servido para destacar valores como la resiliencia sobre todos los demás. La capacidad de adaptación ha sido clave.

Siendo una empresa industrial, ¿cómo afectó la pandemia a su actividad? 

Atlas Copco es una empresa sueca muy sólida, de hecho, la mejor valorada a nivel bursátil en ese país. Nuestra consolidada cultura es un foco constante en crear valor a largo plazo para nuestros clientes en todo lo que hacemos. Esto, junto a la agilidad de nuestra organización descentralizada, ha demostrado ser una ventaja en el entorno de cambio constante en el que nos hallamos. 

¿Qué hicieron para adaptarse a esa nueva realidad?

Nuestras plantas productivas no dejaron de trabajar y garantizar el suministro a los clientes. Toda la organización respondió de una manera excepcional, adaptándose ágilmente. Además, en los momentos de mayor emergencia, nuestros grupos electrógenos fueron muy solicitados para garantizar el suministro en hospitales, empresas de alimentación y otros sectores esenciales, y todos respondieron haciendo las entregas allí donde se necesitaron.

¿Qué cambios ha supuesto la crisis del coronavirus en el ámbito del márquetin y la relación con los clientes? 

Los viajes, eventos, formaciones y encuentros con clientes quedaron paralizados, al menos en el plano físico, lo que dio lugar a una rápida adaptación en el entorno virtual. Las estrategias de digitalización en las que ya llevábamos un tiempo trabajando, cobraron una relevancia inmediata y se aceleró su implementación. Esto nos permitió reforzar procesos de márquetin digital en todo su ámbito, incluyendo posicionamiento web, redes sociales, campañas digitales y acelerar otros como los lanzamientos virtuales de producto.

¿Qué importancia va a tener la digitalización a corto plazo? 

El márquetin ya es digital en casi todo su ser, también en una empresa del sector B2B e industrial como Atlas Copco. Estamos ante la transformación definitiva de la ratio tradicional/digital, ya que todo lo que hemos avanzado este año en el entorno del márquetin digital ha venido para quedarse. Y estoy convencida de que en los próximos años nos plantearemos si para conseguir determinados objetivos apostaremos por un evento físico o virtual.

¿Qué otros retos futuros se marca la empresa? 

Nuestro éxito a largo plazo esta medido por nuestro impacto en el beneficio de la empresa, pero también en las personas y en el planeta. Como grupo tenemos un papel muy importante en la Agenda 2030, lo que incluye el impacto medioambiental positivo de nuestros productos y servicios, garantizar la seguridad y salud de nuestros empleados y hacerlo todo con altos estándares éticos de respeto a la diversidad y la inclusión, con tolerancia cero a la corrupción en la cadena de valor.

- Ir al 'Perspectivas 2021'.

Etiquetas