Despliega el menú
Economía

perspectivas 2021

José Ramón Martínez: "Sobrevivir en entornos complejos nos hace más hábiles e ingeniosos"

Con unas pérdidas estimadas de entre un 20% y un 30%, el sector proveedor de la automoción, al que pertenece José Ramón Martínez como director de Mann+Hummel Ibérica, deposita sus esperanzas en el coche del futuro y la movilidad sostenible para salvar esta crisis.

José Ramón Martínez, en los talleres de las instalaciones de Mann+Hummel de Zaragoza.
José Ramón Martínez, en los talleres de las instalaciones de Mann+Hummel de Zaragoza.
Guillermo Mestre

El sector auxiliar de la automoción es uno de los pilares de la economía aragonesa. El director general de Mann+Hummel Ibérica, José Ramón Martínez, reflexiona sobre cómo afrontar y superar esta crisis.

¿Cómo resumiría este 2020 en su empresa?

No es un secreto que esta pandemia nos ha cogido a todos por sorpresa. Todo lo que estamos viviendo supera con creces los problemas a los que nos hemos enfrentado desde hace años en Mann+Hummel, pero desde el minuto uno nos hemos sabido adaptar, y ahí reside el éxito de cualquier empresa, en la capacidad de adaptación al cambio. La salud de nuestros trabajadores ha sido nuestra prioridad; implementamos las medidas de seguridad necesarias desde el primer momento y así hemos sido capaces de cubrir las necesidades de nuestros clientes. 

Definiría 2020 como el año de la incertidumbre en el que hemos aprendido a adaptarnos a las exigencias de cada momento. Ha sido también un año de sacrificio, y es que gracias a todos nuestros empleados hemos conseguido remar en la misma dirección hacia un objetivo común: mantener la competitividad de nuestra fábrica y ayudar, dentro de nuestras posibilidades.

Durante la pandemia implementaron la fabricación de mascarillas, ¿cómo de rápida fue la adaptación de la producción?

Todavía recuerdo la llamada del Gobierno de Aragón días después de proclamarse el estado de alarma. Al día siguiente, nos pusimos en contacto con otra empresa de Aragón (ARPA) y empezamos la puesta en marcha del proyecto de fabricación de mascarillas. Fuimos capaces de adaptar rápidamente nuestra experiencia en filtración a la elaboración de filtros para las mascarillas, los cuales fueron correctamente validados por Sanidad. En apenas unos días, estaba todo en marcha.

¿Cómo diría que ha impactado la pandemia en su sector?

Durante estos últimos nueve meses hemos visto cómo se paralizaba toda la cadena de suministro en su conjunto como consecuencia de la pandemia. Tras los meses críticos, el sector empezó a recuperar de forma progresiva, siempre avanzando con paso firme y tratando de minimizar al máximo las pérdidas. La parte del recambio sufrió un pico de demanda importante tras el confinamiento, ya que las revisiones de los coches se dispararon por el aumento del uso del vehículo particular. Las asociaciones y consultorías ofrecen datos de una caída estimada del sector de proveedores de automoción entre un 20% y un 30% de la facturación, principalmente por los meses críticos del confinamiento, ya que tras el verano, la fabricación de vehículos ha vuelto a niveles casi de prepandemia.

¿Cree que hemos aprendido algo de esta crisis?

Dicen que de las peores situaciones es de donde mayor aprendizaje se extrae, y yo también lo creo así. Vivir y sobrevivir en un entorno complejo nos convierte en más hábiles, despiertos e ingeniosos. Todo lo que estamos viviendo, además, nos permite comparar lo que éramos con lo que somos y así proyectar lo que seremos de forma más clara y acorde a los nuevos tiempos.

Tras esto, ¿cree que las empresas pueden planear estrategias a medio plazo o va a cambiar la manera de afrontar el futuro?

En el sector de la automoción ya estábamos inmersos en la definición del coche del futuro y la movilidad sostenible, por lo que no creo que la estrategia como tal se vea afectada. Donde seguro habrá cambios será en la manera de conseguir el objetivo, así como en la necesidad de tener planes de contingencia robustos que incluyan situaciones como las vividas.

Etiquetas
Comentarios