Despliega el menú
Economía

Tercer Milenio

entrevista

Roberto Urbez: "La covid ha demostrado el papel tan relevante que tiene la ciencia"

El director general de Bristol-Myers Squibb en España, que estudió Veterinaria en Zaragoza, pone en valor el trabajo de la industria farmacéutica.

Roberto Urbez, vicepresidente y director general de Bristol-Myers Squibb en España.
Roberto Urbez, vicepresidente y director general de Bristol-Myers Squibb en España.
BMS

¿Se imaginaba usted, cuando estudiaba Veterinaria en Zaragoza, que ejercería como directivo de un gigante farmacéutico como Bristol-Myers Squibb (BMS)?

La verdad es que la vida me llevó a no ejercer de veterinario y trabajar en el sector farmacéutico. Y digo la vida porque al principio no es que fuera una vocación clara y definida, más bien fue una intuición con un sentido de utilidad. Terminé la carrera y me puse a estudiar oposiciones de veterinario para La Rioja. Curiosamente vi entonces un pequeño anuncio en el Heraldo de Aragón que decía que buscaban a un licenciado en Ciencias de la Salud para ejercer como representante comercial en una compañía farmacéutica. Envié mi currículum y pasé una serie de entrevistas hasta acceder al puesto. Ese fue el inicio de un viaje de 30 años que han sido maravillosos y que no podía ni imaginar que los iba a tener. Cargados de mucho esfuerzo, y donde he descubierto que trabajar todos los días para mejorar la vida de las personas y curar enfermedades a través de la investigación y de la ciencia me han reforzado y confirmado que aquella intuición fue acertada.

Y al final ha trabajado más con personas que con animales.

Bueno, los animales son una parte muy importante para investigar y para curar personas. Pero sí, es claramente un cambio más enfocado a las personas que a los animales. Me costó, pero fue una decisión muy acertada.

Y ejerce ahora en un grupo farmacéutico en un año crítico para el sector.

La irrupción que hemos tenido en nuestras vidas de la covid-19 ha demostrado el papel tan relevante que tiene la ciencia. El cómo reescribir el presente pero también cómo rediseñar el futuro. Para más del 50% de los ciudadanos en este país su primera preocupación es la salud ahora. El aprendizaje más importante que nos ha dejado esta situación es, yo creo, la colaboración. Una colaboración sin precedentes que ha mostrado el sector, no solo por el desarrollo de vacunas y medicamentos para esta enfermedad, sino también por el trabajo conjunto que hemos hecho entre todos: la distribución entre las farmacias, los hospitales y las administraciones, para garantizar en estos momentos de pandemia que todos los pacientes puedan seguir recibiendo sus tratamientos. En España hay 25 millones de personas que necesitan cada día un medicamento, y aunque de alguna manera la información se ha focalizado en la covid existen una serie de miles de pacientes oncológicos, hematológicos, cardiovasculares, personas con enfermedades de salud mental, que esperan que les sigan tratando con la misma eficacia, con la misma humanidad y con la misma esperanza.

Un escenario en el que España puede tener protagonismo.

Este entorno ha generado que se abra una gran oportunidad para que España se consolide como una potencia investigadora de referencia mundial. Por eso el país debe apostar por sectores innovadores como el farmacéutico.

¿Desarrollando nuevos fármacos?

España es el segundo país de Europa en número de ensayos clínicos y en participación de pacientes después de Alemania. Con la pandemia, el tejido que teníamos implantado en España con la capacidad de nuestros investigadores y las condiciones favorables también de la administración para la investigación han reforzado al país como referente mundial de la I+D en lo farmacéutico.

La I+D, precisamente, se potenciará con la fusión de Bristol-Myers y Celgene, según se ha anunciado.

Absolutamente. Un año después de nuestra integración, claramente se ha visto que se ha generado una nueva compañía que es más sólida, potente e innovadora y que es capaz de contribuir más, si cabe, en la capacidad de avanzar en la ciencia. Es un ejemplo de unión integradora, que combina lo mejor de dos compañías y genera una nueva biofarmacéutica líder.

¿Qué aporta España al nuevo grupo?

Nosotros también somos el segundo país de Europa y el tercero en el mundo en I+D. La unión de estas dos compañías nos hace tener actualmente 50 moléculas en 40 enfermedades. Esto es mucho, es un dato a nivel mundial, pero si aterrizamos en España, como me pregunta, diré que estamos invirtiendo ahora mismo 50 millones de euros en ensayos clínicos, en I+D, y tenemos 200 ensayos clínicos, de los cuales la mitad están en fases iniciales, que son las más complicadas. Actualmente hay alrededor de 4.000 pacientes activos participando en nuestra investigaciíon y ensayos clínicos. Una magnitud tremenda que se ha conseguido con esta integración.

La compañía es un referente en inmunoterapia oncológica.

En oncología queda muchísimo camino por recorrer, pero es cierto que tenemos un legado de innovación y experiencia que son únicas. Hemos sido pioneros en el desarrollo de la inmunoterapia. En los últimos cinco años ha ido cambiando el tratamiento estándar de algunos tumores y transformando la supervivencia de estos pacientes oncológicos, hablando de pasar de meses a años de supervivenica. Hemos presentado nuevos enfoques de tratamiento y hemos avanzado en la medicina de precisión para mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Por ejemplo, hace diez años el pronóstico para un tumor como es el melanoma metastásico era que a los cinco años la supervivencia era de solo el 10%, en la actualidad, con el tratamiento inmuno-oncológico a los cinco años la supervivencia es de un 50%.

¿Cómo se impulsa desde España la I+D en la compañía?

El único centro de investigción fuera de Estados Unidos lo tenemos en España, en Sevilla. Se llama Citre (Center for Innovation and Translational Research Europe). Es un centro único en el mundo especializado en ciencia computacional clínica y de laboratorio y donde de alguna manera somos el país que desde España coordina una gran cantidad de estudios clínicos en fases tempranas en Europa. Es decir, uncentro para dirigir la investigación europea. Nos sentimos muy orgullosos de lo que está haciendo la compañía en España y sin lugar a dudas la importancia de seguir apostando por la I+D.

¿Cómo afronta el año 2021?

Yo siempre soy optimista por naturaleza. Estoy convencido de que el sector farmacéutico va a colaborar de una forma muy importante en encontrar la solución a esta pandemia y, por ende, va a ser un elemento fundamental en la recuperación económica y social. Los tratamientos y la investigación están también muy avanzados y las vacunas van a ser efectivas. 2021 puede ser un año importante de recuperación y yo espero que Bristol-Myers Squib contribuirá a ello con su granito de arena.

Etiquetas
Comentarios