Despliega el menú
Economía

La fábrica de Atlas Copco en Muel facturará 82 millones este año, un 35% menos

Su facturación pasará de los 120 millones del año pasado a los 82 millones del actual.

Instalaciones de la fábrica que el grupo sueco Atlas Copco tiene en el polígono de Muel.
Instalaciones de la fábrica que el grupo sueco Atlas Copco tiene en el polígono de Muel.
Atlas Copco

La situación económica global provocada por la pandemia ha hecho que la planta de Atlas Copco, fabricante en Muel de grupos electrógenos, torres de iluminación y bombas de agua, haya visto reducido el número de pedidos de manera considerable y vaya a cerrar el año con una caída del 35% en facturación: pasará de los 120 millones del año pasado a los 82 millones del actual.

"Para el próximo ejercicio esperamos un crecimiento moderado, pero no creemos que hasta 2023 podamos alcanzar cifras semejantes a las de 2019", reconoció Juan Cánovas, vicepresidente de Recursos Humanos de esta multinacional sueca, que se ha visto en la necesidad de ajustar plantilla -de unos 235 en Muel se han quedado en menos de 200- y adaptarla al menor volumen de producción, así como a aplicar un ERTE de reducción de jornada de abril a junio. Aunque 2021, añadió el directivo, se presenta lleno de incertidumbre, mostró su confianza en que sea mejor que este año. "Somos muy optimistas con los nuevos productos que vamos a lanzar", como la nueva gama Zenergize de sistemas sostenibles de almacenamiento de energía, nuevos modelos de torre de iluminación totalmente alimentadas por baterías de litio o la gama Twinpower de alta potencia, productos cuyo desarrollo e innovación "ha sido efectuado íntegramente por los ingenieros de nuestra fábrica de Muel tras dos años de investigación", remarcó. El objetivo, dijo, es conseguir que todos los equipos que fabrican se alimenten de energía limpia en lugar de utilizar combustibles fósiles.

Al ser considerados actividad esencial, la antigua Gesan tuvo que atender, principalmente los primeros meses de la pandemia, "muchos pedidos urgentes para hospitales de campaña que enviaron a gran parte de Europa, España incluida, el Reino Unido, Alemania, Holanda y Francia, países que se los demandaron". "El mercado internacional ha sido el receptor de la mayoría de nuestros equipos", indicó.

Etiquetas
Comentarios