Despliega el menú
Economía

economía

Un zaragozano se arruina tras montar una empresa de transporte y consigue el perdón de una deuda de 158.500 euros

Acumulaba varios créditos que no pudo pagar y se declaró en concurso de acreedores.

Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Un zaragozano ha conseguido el perdón de una deuda de 158.523 euros gracias a la llamada segunda oportunidad. El juzgado de Primera Instancia número 11 de Zaragoza ha reconocido el beneficio de la "exoneración del pasivo no satisfecho", a un transportista que montó una empresa con un socio y que terminó quebrando.

En el auto que lo aprueba se reconoce que no existen bienes con los que cubrir el resto de la deuda, además de cumplirse otros requisitos en estos casos como son la buena fe, que el deudor no haya sido condenado por delitos contra el patrimonio o socioeconómicos, entre otros.

Créditos para comprar camiones y contratar personal

"Pidió créditos para aumentar la flota de camiones y contratar más personal. Dichos prestamos los avaló con propiedades y bienes que tenía a su nombre. Cuando se quiso dar cuenta ya estaba endeudado hasta arriba", han explicado desde el despacho de abogados Repara tu deuda que ha llevado el caso. El transportista "después de entrar en quiebra empezó a trabajar como asalariado, con una deuda a sus espaldas que superaba los 158.000 euros”, han señalado desde la firma especializada en casos de segunda oportunidad.

Para poder solicitar este perdón de las deudas, se han tenido que abonar parte de los créditos e intentar un acuerdo extrajudicialde pagos con los acreedores, como recuerda el auto. En él se da por concluido el concurso de acreedores y se reconoce la segunda oportunidad. Los acreedores pueden pedir que se revoque el perdón si en los cincos años siguientes se constata que el deudor "ha ocultado la existencia de bienes o derechos o de ingresos", salvo que fueran inembargables. Contra la resolución cabe recurso.

Desde Repara tu Deuda se advierte de la importancia de "ser cautos" a la hora de solicitar préstamos. "Si el deudor tiene problemas con un banco hay que tener cuidado con la firma de nuevos créditos que resuelven el problema a corto plazo, pero lo agravan a largo", señalan. 

"Cuando identifican que sus clientes no tienen capacidad de refinanciar sus deudas negociando de forma individual con sus acreedores, es cuando tiene sentido iniciar el procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad", aconsejan para recurrir a esta posibilidad. La firma comenzó su actividad en 2015, el año que entró en vigor la ley de segunda oportunidad en España.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios