Despliega el menú
Economía
#YoComproEnAragón

todo es economía

Futbol Emotion o el reto de reactivar un crecimiento exponencial

La compañía de equipamiento deportivo mantiene vivos para 2021 sus planes de crecimiento pospuestos en 2020 por la pandemia.

EMPRESA FUTBOL EMOTION / 18-11-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Carlos Sánchez Broto, director general de Futbol Emotion, en la sede de la empresa en Zaragoza.
Francisco Jiménez

Crecía a ritmos del 40%, con una especialización en equipamientos para la práctica del fútbol a la que llegó tras iniciar su andadura como Soloporteros en 2001, vendiendo al principio solo el material que reclamaban guardametas como el propio fundador de la empresa, Javier Sánchez Broto. La apuesta ‘online’ de la compañía reconvertida en Futbol Emotion, que luego ha ido a más con una estrategia omnicanal que combina la actividad en sus tiendas físicas con la que se hace a través de internet más allá del comercio electrónico, es un auténtico caso de éxito en Aragón.

Su extraordinaria proyección le ha hecho ampliar fronteras –hoy ya cuenta con dos tiendas en Portugal– y le ha permitido seguir creciendo con bases firmes al convertirse en proveedora de clubs y equipos deportivos y generando una masa de seguidores en redes sociales nada desdeñable. Tras facturar 22 millones de euros en 2018 y superar los 30 millones de volumen de ventas en 2019, la compañía tenía objetivos de crecimiento en 2020 que ha tenido que aplazar al verse afectada por la pandemia de la covid-19, especialmente por el parón del fútbol base. Sus expectativas de futuro, pese a todo, son muy positivas. La empresa se ha armado bien en estos meses para una recuperación que impulsará con su creciente negocio ‘online’ por un lado y, por otro, con el suministro de equipamiento para equipos deportivos, entre ellos algunos de Primera División, con los que prevé cerrar acuerdos.

Un recorrido por las flamantes instalaciones de Futbol Emotion en Plaza, con 7.500 metros cuadrados para logística y 1.500 para oficinas ‘open space’, genera una mezcla de admiración por las obras hechas a medida para la empresa y cierta pena por no ver a todo el personal que ahí estaría en condiciones normales. El estado de alarma decretado en marzo pasado por la pandemia del coronavirus ha obligado a teletrabajar desde entonces a casi todos los empleados que no están para actividades logísticas o de personalización de productos. El lema ‘Inspiring all footballers’ (inspirando a todos los jugadores de fútbol) preside un amplio espacio para que trabajen ahí expertos en contenidos, en márquetin, en comercio minorista o en tecnología, pero los ocupantes de esas sillas no están hoy ahí. Salas adyacentes con nombres de estadios de fútbol –la Bombonera, Maracaná, San Siro y hasta la Romareda– esperan el momento de ser utilizadas para reuniones que requieren de cierta privacidad o para algún trabajo en equipo con pocas personas.

A pesar de estos inconvenientes, el equipo humano de Futbol Emotion está en la brecha con muchos empleados trabajando en sus casas al menos hasta enero, mientras otros –en el almacén y en otros espacios– preparan pedidos del equipamiento que será enviado a los clientes o personalizan botas, camisetas y otros productos, ese valor añadido que siempre es muy bien apreciado. La compañía cuenta con 250 trabajadores, 170 de ellos en la central y el reto en las tiendas físicas, localizadas en varios puntos de España además de las dos de Portugal (una en Lisboa y la otra en Oporto). Es en estas, cerradas unos meses al no ser el suyo un sector esencial, donde hubo que aplicar un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE).

«Queremos seguir creciendo y para ello hemos diseñado un plan de negocio para el año que viene muy enfocados al canal digital y a las equipaciones para clubs», apunta Carlos Sánchez Broto, director general (‘general manager’) y accionista de la compañía creada por su hermano Javier y participada con una minoría amplia por Meridia Capital Partners, fondo con el que «hay muy buenas sinergias». La familia Sánchez Broto mantiene la mayoría accionarial de la empresa, cuyo CEO (consejero delegado) desde septiembre del año pasado es Iván Abad.

El 65% de las ventas de Futbol Emotion proceden del canal ‘online’, con un 50% de ese negocio generado fuera de España. La firma aragonesa es un referente en varios puntos de Europa, pero su campo de acción es mucho más amplio:vende en más de 200 países. El 35% de la facturación total procede de las tiendas.

«Nuestra misión a corto y medio plazo sigue siendo la de ser líderes en la venta de equipamiento para la práctica del fútbol en el sur de Europa», sostiene Carlos Sánchez Broto tras recordar que contar con Adidas y Nike como socios en esta aventura es una garantía para afrontar este reto. «Somos una empresa joven, saneada y rentable que es líder en España, pero tenemos que realizar bien nuestro trabajo para salir reforzados de la actual crisis», añade antes de recordar que aunque el negocio en el sector no ha sido el de años anteriores Futbol Emotion ha ganado 4 puntos porcentuales en cuota de mercado este año.

En este camino, la compañía ha visto reconocida su estrategia al recibir la semana pasada uno de los premios ‘E-commerce Awards España 2020’, el de la categoría de la mejor integración omnicanal. El jurado valoró la perfecta integración desde el origen de una base de datos con un ERP propio y el ‘e-commerce’ de la empresa aragonesa. «Es, de verdad, un omnicanal por definición. Han sabido unir ‘online’ y ‘offline’ de una forma óptima y sus tiendas ‘offline’ están muy cuidadas y estudiadas para ofrecer excelentes experiencias de compra», señaló el jurado.

Etiquetas
Comentarios