Despliega el menú
Economía

banca

Ibercaja ofrece acogerse al ERE a trabajadores de 56 años o más

Los sindicatos tildan, en la primera reunión de la negociación, la propuesta de la entidad como "muy insuficiente".

Sede central de Ibercaja en Zaragoza.
Sede central de Ibercaja en Zaragoza.
Toni Galán

La dirección de Ibercaja ofreció ayer a los representantes de los sindicatos la posiblidad de que se acojan al expediente de regulación de empleo (ERE) trabajadores de la entidad con 56 años o más. El banco planteó, en concreto, salidas a empleados nacidos en 1963 y 1964 con el 60% del salario hasta que cumplan 63 años, con el 65% del sueldo a los nacidos en 1961 y 1962 y con el 70% a los de 1958, 1959 y 1960.

En la primera reunión del periodo oficial de negociación del ERE, Ibercaja realizó la oferta inicial que abre el debate con los sindicatos e insistió en que mantiene su vocación de primar la voluntariedad y la edad en las salidas, además de subrayar su deseo de que el expediente se cierre con acuerdo, según fuentes de la entidad. Su propuesta incluye también el ofrecimiento de bajas voluntarias a empleados que hayan nacido en 1965 o después con el cobro de sueldo con un máximo de una anualidad.

El planteamiento inicial de la dirección del banco incluye la salida de 790 de sus cerca de 5.000 trabajadores y el cierre de 220 oficinas, número que es superior al ERE cuya negociación se suspendió en mayo (550 empleados afectados y 160 oficinas) pero que podría reducirse durante la negociación con los sindicatos. Estos, en todo caso, han recalcado que exigirán voluntariedad en las salidas y que los cierres de oficinas no obliguen a cambios de destinos laborales no deseados. Según se indicó en la fase de contactos informal previa entre las partes, el 80% de los afectados por el recorte de plantilla corresponde a la red de oficinas, mientras que el otro 20% está en servicios centrales.

Los cinco sindicatos con representación en el banco aragonés (CC. OO., UGT, Apeca Fine, ACI y Asipa) rechazaron con rotundidad la propuesta inicial de la dirección de Ibercaja, que consideraron «muy insuficiente», confiando de esa manera en que la oferte mejore a lo largo de la negociación. Tras tildar de «inaceptable» este primer planteamiento, los sindicatos reseñaron en una nota que en el encuentro habían recibido de la dirección «la cuenta de resultados y la información y documentación que ha considerado oportuna».

El expediente de regulación de empleo de Ibercaja obedece a razones organizativas, económicas y de producción y se circunscribe a un escenario de crisis marcado por la expansión del coronavirus, que ha acelerado la digitalización en el sector bancario y ha incrementado las exigencias de rentabilidad a todas las entidades financieras. El periodo de negociación del ERE del banco tiene establecida una duración no superior a 30 días naturales. La próxima reunión tendrá lugar el próximo lunes, día 23.

Etiquetas
Comentarios