Despliega el menú
Economía

economía

"Habrá estaciones de servicio que aun abriendo 24 horas no les va a compensar"

Las gasolineras aragonesas esperan una bajada de usuarios tras las limitaciones a los desplazamientos y valoran que la DGA permita a los transportistas comer dentro de sus restaurantes.

Estación de servicio en Zaragoza.
Estación de servicio en Zaragoza.
Francisco Jiménez

Las estaciones de servicio aragonesas empiezan a hacer cálculos de cómo les van a afectar las restricciones impuestas para frenar los contagios de covid. La limitación de los desplazamientos hará que se llene menos veces el depósito.

Las medidas que más impactarán serán los cierres perimetrales. A los de las capitales Zaragoza, Huesca y Teruel, el Gobierno de Aragón suma este martes el de toda la comunidad, para tratar de frenar los contagios, que en Aragón llegaron a superar el millar en las últimas jornadas. "Se notarán porque se recomienda evitar los desplazamientos y actividades no imprescindibles", indica Pilar Soto, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de Aragón (Aesar), en referencia a la pérdida de clientes de las salidas de fin de semana desde Zaragoza a los pueblos. Apunta también entre las más perjudicadas a las estaciones situadas en carreteras y que recibían el consumo de los clientes que iban de Zaragoza al Pirineo.

Servicio esencial

"Como servicio esencial tenemos que garantizar el suministro de carburante, por ejemplo, para transportistas, ambulancias, Policía...", explica Soto, pero asume que el descenso de vehículos en circulación impactará en las cuentas del sector. "Habrá estaciones de servicio que aún abriendo 24 horas no les va a compensar", afirma, por la experiencia con el confinamiento de marzo, aunque este sea más flexible.

Soto no se atreve a hacer previsiones todavía y anuncia que "haremos balance cuando lleve un poco de tiempo".

Excepción para los transportistas

La primera reducción que han notado ha sido en sus cafeterías, por el estreno este lunes del nivel 3 de alerta en toda la comunidad. Este incluye que no se pueda servir en el interior de los locales, solo en la terraza. Sin embargo, el Gobierno de Aragón tiene previsto aprobar una excepción para los restaurantes de carretera y de los polígonos industriales que podrán mantener el 25% del aforo en el interior para dar servicio a los transportistas, según recogía este lunes el Ejecutivo regional en el comunicado en el que informó sobre el confinamiento de la comunidad y que publicaba la patronal de hostelería, Horeca Zaragoza, en su cuenta de Twitter. Finalmente, la orden de Sanidad publicada este martes ha incluido un aforo del 50% en estos establecimientos.

Una decisión bien recibida tanto por las gasolineras como por el sector del transporte. "La medida me parecería muy acertada porque durante el confinamiento de marzo los transportistas pedían lugares donde poder comer", recuerda Soto. Además, considera que "las medidas son muy drásticas porque muchos empresarios del sector de la hostelería no van a poder abrir", lamenta.

Algunas gasolineras se estaban planteando ofrecer comida para llevar, otra de las peticiones de los transportistas en el anterior parón de la actividad por la covid. "En el primer confinamiento nos pedían lugares donde poder comer caliente", recuerda Soto, pero no sabe qué aceptación tendría y es consciente de que no todas las áreas de servicio podrán hacerlo.

"Después de horas en la cabina lo que quieres es sentarte a comer algo caliente y charlar con el del restaurante u otros compañeros"

La organización de transportistas Tradime agradece iniciativas como la comida para llevar, que pueden ser una "solución relativa" porque sería todo comida fría. "Después de horas en la cabina lo que quieres es sentarte a comer algo caliente y charlar con el del restaurante u otros compañeros", explica José Antonio Moliner, presidente de Tradime Aragón, que califica de "buena noticia" si finalmente se les permite entrar dentro a comer. 

Desde las estaciones de servicio, Soto reconocía hasta conocer la excepción para transportistas que "el que tenga zona de terraza se podrá sentar a comer, pero tenemos el problema, como en todos los restaurantes, de que estamos en otoño y a ver quién se sienta en una terraza a comer si hace frío", plantea.

Servicios mínimos

Desde el sector del transporte piden también que se fije una lista de servicios mínimos para no quedar desatendidos. Con cada vez más estaciones cerradas por la noche, "con un vehículo pesado no puedes entrar y salir de un área de servicio para ver cuál está abierta y cuál cerrada", cuenta Moliner. "Echo de menos unos servicios mínimos para avituallamiento de la gente que está en la carretera", añade. "En Cataluña está todo cerrado. Nos estamos viendo otra vez como en marzo, aunque este confinamiento no sea tan drástico". La comunidad vecina ha implantado un confinamiento más estricto e incluso se plantea uno domiciliario y se extienden los perimetrales en otras regiones.

Si no hay más cambios, el aforo de las tiendas de las gasolineras se reduce al 25% y las limitaciones llegan hasta el consumo de productos adquiridos en la propia estación de servicio.  "El cliente que compre algo en la tienda no puede consumirlo ni dentro del establecimiento ni en los alrededores de la estación de servicio", explica Soto. 

"La situación es mala para todo el mundo", entiende Moliner, que con la "incertidumbre total" actual es consciente de que "bajarán las ventas" también para su sector.  "Esperemos que el estado de alarma no dure demasiado, pero tal y como pinta creemos que se alargará", augura Soto. 

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios