Despliega el menú
Economía

entrevista

Niño-Becerra: "Vamos hacia una renta básica porque muchas personas ya no serán necesarias para trabajar"

El catedrático de Estructura Económica publica un nuevo libro en el que augura el "colapso" del capitalismo entre 2060-2070.

Santiago Niño-Becerra, catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul.
Santiago Niño-Becerra, catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul.
Ariel

Santiago Niño-Becerra (Barcelona, 1951) es doctor en Economía y catedrático de Estructura Económica en la IQS School of Management de la Universidad Ramón Llul. Ha trabajado en el sector privado antes de centrarse en la enseñanza.  Su primer libro, 'El crash del 2010', lo convirtió en uno de los 'gurús' mediáticos de la crisis económica de 2008. En su nueva obra mantiene su visión pesimista de la economía con constantes que se han mantenido en sus obras anteriores como el aumento de la precariedad laboral y el debilitamiento de los estados frente a la influencia de las corporaciones.

A usted la pandemia le cogió terminando su último libro, ‘Capitalismo 1679-2065’. En el primero aseguró que había visto venir la anterior crisis económica. ¿No habría detectado también señales de la llegada de la actual debido a la covid?

No, no creo que esto se lo esperase nadie. Desde una perspectiva económica nadie se podía esperar una cosa así. De todas maneras y, a toro pasado, creo que el virus ha sido muy conveniente para muchas cosas, por ejemplo, para la implementación de una serie de tecnologías de las comunicaciones que hubieran acabado llegando, pero un poco más tarde. También ha venido muy bien para aumentar el control de la población como estas aplicaciones para rastrear a las personas enfermas. Algo que muchas personas hubieran rechazado, ahora ha sido aceptado con toda naturalidad.

¿Por qué España va a ser la más afectada por al crisis económica que ha seguido a la sanitaria, según las previsiones de entidades como el Fondo Monetario Internacional (FMI)?

Recuperar algo así es muy complicado, no solo en España, por el temor, la influencia de la pandemia en los hábitos de consumo y sociales. El FMI dice que no vamos a recuperar hasta 2024 la situación que teníamos antes. Hay algo que no sé por qué si de forma consciente o inconsciente se ha olvidado, y es que cuando el virus llega a España, el país estaba mal, con la tasa de paro que superaba el 14%. Además, la estructura de España es nefasta para las consecuencias del virus. El 30% del PIB de España lo genera la suma de turismo, hostelería, restauración, ocio y transporte. La dependencia que tiene España a nivel económico sobre estos hábitos de personas que se mueven, que socializan, que se aglomeran, es una daga clavada en el PIB de España.

"La estructura de España es nefasta para las consecuencias del virus. El 30% del PIB de España lo genera la suma de turismo, hostelería, restauración, ocio y transporte"

¿Cree que cuando terminen los expedientes de regulación temporal (ERTE) se dejará de sujetar el empleo?

Las tasas de paro no han subido excesivamente ahora, aunque un 16% es muchísimo, pero porque se está evolucionando hacia una situación de subempleo, empleo temporal y precario. Es muy posible que haya contratos que hoy son a tiempo completo, que están en ERTE y que pasen a ser a tiempo parcial. Los ERTE han sido muy positivos a un doble nivel: estadístico, porque la tasa de desempleo no se ha disparado, y social, porque no se ha arrojado al paro a 3,2 millones de personas en España. Aún quedan 780.000 personas en ERTE. Las previsiones apuntan que va a haber más empresas que van a entrar en ERTE. Pasados estos seis meses de plazo para conservar el empleo, habrá que ver cuántos se van a convertir en ERE.

En su libro augura el fin del capitalismo y dibuja un escenario muy pesimista. ¿No es muy duro asegurar que "ya existen personas que no van a trabajar jamás porque sus capacidades no van a ser necesarias"?

No. La tecnología está destruyendo empleo a una velocidad lumínica porque es más rápida e incansable. La tecnología crea empleo pero por cada empleo que crea destruye siete. No es que automáticamente metamos un robot y siete personas se vayan al paro, pero esas siete personas es posible que pasen a tener un contrato precario, discontinuo o a tiempo parcial. Vamos hacia la implementación de una renta básica. Será una remuneración que tendrá cada persona por el mero hecho de haber nacido porque habrá muchas personas que ya no serán necesarias para trabajar. El actual ingreso mínimo vital es un ensayo. Hay varias iniciativas en Francia y se hizo una prueba en Finlandia. Son ensayos para ver si es viable económicamente y para que  la población vaya oyendo que va a llegar un momento en que a una serie de personas se les va a dar un ingreso a cambio de nada.

"España tiene por delante diez años realmente complicados. Esta va a ser mucho peor que la crisis anterior"

¿Puede sobrevivir España sin turismo y con la hostelería con tantas restricciones?

La única forma en que podemos mantenernos es siendo más pobres. España tiene por delante diez años realmente complicados. Esta va a ser mucho peor que la crisis anterior porque la recuperación que se ha producido en los años pasados ha sido una recuperación basada en los estímulos y en que la deuda haya ido creciendo. Ha llegado un punto en que poco más puede crecer la deuda. Lo que temen los bancos centrales es que se lleguen a niveles de impagos de deudas de las empresas espectaculares, no solo en España. Y está el tema de las familias, que si entran en una situación de precariedad laboral, su nivel de morosidad va a crecer y acabará teniendo repercusiones financieras.

En la situación actual, ¿cree que Aragón está en mejor o peor posición para recuperarse de la crisis?

Me impresionó mucho cuando leí hace tres o cuatro años que el 50% de los ingresos por exportación de Aragón los generaba Opel. A Navarra le pasa lo mismo con Volkswagen o a Valladolid con Renault. Si mañana decidiera cerrar Figueruelas sería una catástrofe, mire lo que pasó en Nissan Barcelona. Uno de los grandes problemas que tiene España es que no tiene grandes empresas y las grandes que tiene son todas extranjeras, por lo que las decisiones se toman a miles de kilómetros. El peso que tiene España en esas decisiones económicas es muy reducido. Y la actividad económica de una planta de estas es muy difícil de sustituir.

Con este panorama mantiene que los hijos vivirán peor que sus padres.

Los jóvenes van a vivir peor que sus padres. En el libro apunto que esta es la misma crisis que en 2008 y que se prolongará hasta el 2024. Una crisis sistémica de modelo. En la generación de los ‘millennials’ hay algunos que se han podido colocar, con un nivel de precariedad bastante alto, pero la generación Z (de los nacidos de 1994 hasta 2008) lo tiene muy mal.  

"Llega un punto en que el sistema capitalista se agota. Se ha de pasar a otra cosa: empresas ganando un tamaño brutal y donde la persona cada vez es menos necesaria"

Y con esa crisis de modelo afirma que el capitalismo "colapsará" entre 2060-2070. Va a ser difícil ver si se cumple su previsión. ¿Por qué va a ocurrir ahora si se ha sabido adaptar durante tantos años?

La verán nuestros hijos. En los últimos 2.000 años los sistemas han nacido porque era necesario que nacieran y ha llegado un punto en que se agotan. El ejemplo típico es el sistema feudal, que nace para ordenar el caos que había en Europa. Se mantuvo ese sistema y cuando dejó de ser necesario y se vio que era necesaria la apertura y aparece el renacimiento. El capitalismo nace cuando la burguesía individualista necesita libertad, algo que la monarquía absoluta le impide. Surge un sistema que es el capitalismo, basado en la acumulación de capital, individualismo y tecnología. Ahora cada vez se necesita cooperar más, que haya más concentración, más tamaño. Llega un punto en que el sistema capitalista se agota. Se ha de pasar a otra cosa: empresas ganando tamaño brutal y donde la persona cada vez es menos necesaria.

Sigue dibujando un panorama muy negro para los Estados, que mantiene que perderán peso frente a las corporaciones y que son los mercados los que los dirigen.

Las corporaciones irán a más porque el capital se está concentrando porque es necesario realizar inversiones absolutamente tremendas para dar cabida a todos los cambios tecnológicos. Sobrevivirán las pymes que estén especializadas y las que estén en la órbita de corporaciones y trabajen para ellas. La productividad será más importante, la competencia se va reduciendo, el capital concentrando y la desigualdad será más creciente.

Le he oído decir que el plan del Gobierno para luchar contra la crisis en el que espera invertir 70.000 millones de los fondos europeos hasta 2023 le pareció una "carta a los Reyes Magos".

Lo dije por lo de crear 800.000 puestos de trabajo. Cuando lo oí pensé que habíamos regresado a 1982 cuando Felipe González prometió lo mismo y no solo no se crearon sino que se destruyeron. Esto ha sido un mensaje político. Ahora, si hubiese estado gobernando otra persona hubiera hecho lo mismo, no depende del partido político. Recuerde que en economía las facturas alguien las acaba pagando. En economía nada es gratis. 

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios