Despliega el menú
Economía

economía

Los drones sobrevuelan Zaragoza: El sector trata de despegar en medio de la pandemia

La zaragozana ACG Drone ha realizado los primeros vuelos en entorno urbano en la capital aragonesa, en un momento en el que las empresas buscan crecer en sectores como la industria y la agricultura.

Estos meses se han podido ver drones sobrevolando Zaragoza porque se han autorizado los primeros vuelos en la capital aragonesa y el entorno aeroportuario. El sector de los drones trata de despegar para buscar su sitio en la nueva situación económica generada por la pandemia de covid. "La crisis ha afectado a todo el mundo y a todos los sectores, también a los drones", reconoce Guillermo de Roda, desde la asociación Dron Aragón.

"Para el pequeño empresario o autónomo que se compró un dron y ha intentado ganarse la vida es complicado porque muchos trabajos se han perdido", explica el fundador de ACG Drone, la compañía que se ha convertido en la única operadora de drones aragonesa que cuenta con autorización para realizar vuelos urbanos y en el espacio del entorno aeroportuario (CTR) civil de Zaragoza, y una de las pocas en España que tiene ambos permisos.

"El entorno aeroportuario de Zaragoza, por ser de aproximación, empieza en El Burgo de Ebro y llega hasta Épila, pasando por el Parque Grande y la Expo", pone como ejemplos del amplio espacio que abarca y que requiere una autorización especial por su carácter militar.

La empresa aragonesa también ha sido la primera en volar legalmente en Madrid capital fuera del estado de alarma y ha trabajado este verano en ciudades como Santa Cruz de Tenerife y Zamora.

De la agricultura a los rescates

"En nuestro caso, solemos hacer trabajos para empresas grandes como ingenierías, que se siguen haciendo. Hemos notado bajón, pero estamos contentos", indica sobre la evolución a raíz de la pandemia. Realizan topografía, termografía, agricultura, emergencias y grabaciones audiovisuales, entre otros.

En sus últimos encargos han llevado a cabo revisiones de naves industriales y edificios para detectar problemas en la estructura o de eficiencia energética.El sector industrial sigue buscando nuevas aplicaciones para los drones, como en el caso de la alianza entre Seat y el grupo de transporte aragonés Sesé para el movimiento de piezas del automóvil dentro de la factoría del primero.

"La habilitación en vuelo urbano nos ha abierto muchas puertas" afirma De la Roda. El papeleo que requiere la tramitación de permisos les ha llevado un año. Las vistas aéreas de la ciudad, grabadas en mayo y septiembre, iban dirigidas a empresas del sector audiovisual, otro de los más interesados en estos pequeños aparatos voladores.

El sector industrial ha sido el que ha permitido afrontar la crisis sanitaria a la operadora de drones turolense Delsat. "Por suerte no hemos sufrido bajón como preveíamosy como trabajamos mucho con el sector industrial hemos mantenido e incluso aumentado en él", afirma Daniel Yuste, director general. Entre sus trabajos ha estado la medición de terrenos, cotas de altitud, volúmenes de tierra para topografía y empresas de ingeniería. La paralización la han notado en los trabajos en eventos deportivos, que prácticamente han desaparecido.

También han tenido que dejar parado, de momento, su 'pharmadron' , que iba a llevar medicinas a lugares de difícil acceso por la pandemia. Siguen trabajando en el desarrollo de otros proyectos como balizas de tráfico con geolocalización inteligente.

Complemento a la actividad

Hay empresas del sector en las que el dron constituye un complemento a otra actividad principal como para la zaragozana Tecnitop. "Cuando empezó este 'boom' la gente tenía muchas expectativas y sin cualificación técnica se sacaban el carnet para pilotar", recuerda Jorge Angás, director de la firma especializada en trabajos de topografía, cartografía y predetección, entre otros.

"Actualmente, en este tiempo de pandemia es una de las actividades que más activas están porque el dron permite optimizar tiempo y con costes y obtener un resultado mejor cuantitativa y cualitativamente". Se muestra optimista con el potencial de esos aparatos, cuyo uso ya se ha normalizado en muchas actividades, pero siempre "como un complemento a tu profesión, seas ingeniero agrónomo, geógrafo o topógrafo", pone como ejemplos.

Nace la nueva unidad de drones de los Bomberos de Zaragoza.
Dron de los Bomberos de Zaragoza.
Toni Galán

La compañía está dando formación a los Bomberos de Zaragoza para ampliar su unidad de drones, presentada el mes pasado. "Ahora cada vez más los organismos son conscientes de que tienen que tener formación específica y han constatado que la tecnología puede ayudar". En este caso, se puede utilizar en incendios, riadas o en accidentes con sustancias peligrosas. La compañía cuenta con drones especiales para espacios "confinados", lugares cerrados a los que es difícil acceder por ser una zona nociva para el ser humano. Se usa, por ejemplo, para inspeccionar centrales nucleares. 

Uno de los problemas que arrastra el sector es la competencia desleal. "La piratería está en este gremio y en todos los sitios", lamenta Yuste. Denuncia que "es muy frustrante que yo deniegue un trabajo porque legalmente no se puede hacer y a los dos días lo vea en la web del cliente", por alguien que lo ha hecho sin autorización. Recuerda que puede salir caro. "Te pueden retirar la licencia y las multas van de 6.000 a los 30.000 euros", apunta. 

"Estamos hartos de ver en internet imágenes ilegales", lamenta De la Roda. Estas han sido denunciadas por las autoridades recalcando que un dron "no es un juguete" y que se pueden causar problemas graves, como llegar a cerrar aeropuertos, como el de Madrid en enero de este año.

Trámites para volar un dron

"Es como si fuera otro avión más", explica De la Roda. Es necesario emitir un plan de vuelo, decir dónde se va a despegar, cuánto tiempo va a estar en el aire y cuándo se va a aterrizar. La Guardia civil inspecciona el dron antes de volar, la documentación de los pilotos y las autorizaciones. "Siempre hay gente que les llama para decirles que hay un dron volando", apunta.

Los vuelos requieren la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Para poder sobrevolar el núcleo urbano de la capital aragonesa ACG Drone tuvo que coordinarse con el Ministerio de Defensa y el Ejército del Aire, ya que Zaragoza tiene aeropuerto militar, además de con el citado aeródromo, el gestor Enaire y el Ayuntamiento, enumeran desde la compañía. Esta tiene autorización para volar en cinco de los ocho aeropuertos militares que hay en España, una de las más complicadas de conseguir. Además del de Zaragoza, pueden volar en Salamanca, Valladolid, Talavera y San Javier (Murcia).

En julio estuvieron volando en el centro de Madrid. "Nos venía a visitar la policía seis o siete veces al día", recuerda. Sobrevolaban todo el centro histórico para un documental. "Fuimos la primera empresa en hacerlo, pero fue bastante horroroso a nivel técnico. Levantabas el dron en la plaza Mayor y todo el mundo empezaba a llamar a la Policía". Fue "bonito, pero intenso", recuerda. En Santa Cruz de Tenerife sobrevolaron el Auditorio de Calatrava por un tema técnico y también volaron en Valencia en el entorno de la Ciudad de las Artes y las Ciencias para una empresa.

Desde el sector están a la espera de la normativa europea, que está previsto que se apruebe en enero. En Tecnitop esperan que ayude a que la normativa no sea tan restrictiva como ahora "y tengamos un marco común para trabajar en otro país". Delsat desea "que se plantee un régimen de trabajo general o que dentro de unas obligaciones de cada país haya un marco general". La firma realiza trabajos en Italia y afirma que el papeleo puede tardar un mes.

"Supondrá la unificación normativa de drones de la Unión Europea", apuntan desde ACG Drone. Cambiará la tramitación de permisos y escenarios. "Las operaciones sencillas van a ser más fáciles, por ejemplo, grabar una boda en una ciudad,  pero las más técnicas van a necesitar otros requisitos", indica De la Roda. Ahora una empresa de España no puede operar fuera y otra no puede operar aquí, pero con la normativa europea "cualquiera podrá operar en cualquier país".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios