Despliega el menú
Economía

economía

¿Qué ocurre si la economía se recupera en forma de K y por qué es malo?

Hasta ahora los expertos solo habían recurrido a las letras L, U, V o W para describir la evolución de una crisis. La pandemia de covid ha introducido nuevos parámetros.

Monedas de euro.
Monedas de euro.
Reuters

Los altibajos de los ciclos económicos, con épocas de bonanza y de crisis, son representados por los expertos con varias letras del abecedario. Estas corresponden a las curvas que dibujan los gráficos sobre la evolución de la economía y sus previsiones. A las tradicionales U, V y W, se sumó la L y con la pandemia de covid algunos analistas han introducido la K. ¿Qué significan estas letras y por qué la última en aparecer es considerada la más negativa?:

De la U a la W

Si la evolución de la economía se produce en forma de U significa que "está mucho tiempo en el punto más bajo y luego sube rápidamente", explica de forma sencilla Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza.

En el caso de la letra V, representa una situación de crisis en la que hay una caída rápida, la economía toca fondo y a partir de ahí la recuperación también se produce en poco tiempo. Esta era la evolución más deseada por los economistas cuando se produjo el parón de la economía por el confinamiento para frenar la pandemia, pero que no ha sido posible por los rebrotes desde el verano. Sanso aún cree que hay posibilidad de una recuperación similar, aunque de forma más lenta, y que se asemeje a una V "asimétrica".

La recuperación en forma de W supondría que "hay una doble caída porque parece que se recupera la economía, pero vuelve a caer", explica sobre otro escenario hipotético. Una situación de inestabilidad no deseada por los expertos, pero que empezó a ganar más peso con los rebrotes.

En cuanto a la letra L,  simboliza que hay un problema duradero en la peor situación de la crisis y que "prácticamente no se ve recuperación", añade, por lo que la evolución resultaría mucho más negativa.

En el caso de que la salida se produzca en forma de K daría lugar a que tras la crisis se habría producido una división entre ganadores y perdedores (que querrían representar las dos líneas, una hacia arriba y otra hacia abajo de la letra) entre quienes pueden continuar su actividad (teletrabajo) y los que no o entre quienes salen más ricos y más pobres de la pandemia.

El catedrático de la Facultad de Economía y Empresa insiste en que "la V asimétrica sigue siendo lo más válido". Y no considera acertada la elección de esta nueva letra porque con ella cree que se quieren introducir muchas variables que quedan fuera de la comparación tradicional basada en cifras macroeconómicas como el Producto Interior Bruto (PIB).

En su opinión, la elección "no es afortunada" porque "se pretenden sacar problemas de distribución de la renta, diferencias entre la economía real y la financiera, entre sectores que van bien y muy mal", que resultan difíciles de comparar. "Hay sectores que se recuperan más lento y dentro de cada sector habrá ganadores y perdedores. Se quieren representar demasiadas cosas", señala. El factor determinante para conocer qué forma tendrá la esperada salida de la crisis, entiende que sigue siendo la aparición de una vacuna o tratamiento.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios