Despliega el menú
Economía

bolsa

¿Qué hago con mis acciones de Bankia?

Tras el acuerdo de fusión con Caixabank, las opciones son aceptar el canje incluido en la operación o vender.

Sesión de la Bolsa de Madrid de la semana pasada.
Sesión de la Bolsa de Madrid de la semana pasada.
Eduardo Parra/Europa Press

Los accionistas de Bankia tienen que tomar estos días la decisión de canjear sus títulos por los de Caixabank o vender directamente en el mercado. La fusión de ambas entidades incluye un canje de 0,685 títulos de Caixabank por cada uno de la entidad madrileña. Bankia cuenta con173.000 ahorradores-inversores y Caixabank con 570.000, en toda España, según Adicae.

Para los expertos, la oferta hecha tras el acuerdo de fusión resulta atractiva para los accionistas y confían en que los títulos se revaloricen con el nacimiento de la nueva gran entidad. "Teniendo en cuenta las dificultades que atraviesa el sector por su caída de márgenes por la crisis sanitaria y los tipos a cero, una operación corporativa como esta es buena para los accionistas de ambos bancos", asegura Guillermo Santos, de iCapital.

Inversión "atractiva"

Considera que deben acudir al canje de acciones planteado pues "saldrán beneficiados con el nuevo valor gracias a la reducción de costes y potenciales sinergias que se producirán en el banco fusionado, que se convierte en la mayor entidad financiera del país", asegura.

Para José Ramón Iturriaga, socio y gestor de Abante Asesores, los inversores deben plantearse el "atractivo" de seguir siendo accionista. "Si piensas que es razonable y tiene potencial de revalorazión", explica. En este sentido, su respuesta es afirmativa ya que  cree que "era una inversión atractiva antes del anuncio de la fusión porque los bancos estaban cotizando muy baratos", a raíz de la última recesión. Así, apunta que estaban cotizando por debajo de la crisis del euro y de la última gran crisis financiera que desató la caída de Lehman Brothers en 2007. "Fue la peor de la historia y ahora el valor en libros de los bancos está por debajo de lo que lo tuvieron entonces", indica.

La clave para Iturriaga es que "la nueva entidad vale más que cada una de ellas por separado". Mejoran los ingresos al unirse y, sobre todo, hay "sinergia de costes", con lo que estos se reducirán. El lado negativo serán las duplicidades en oficinas que traerán un ajuste de empleos todavía sin concretar.

Los analistas reconocen que las ventajas serán mayores en función de la antigüedad de las acciones, ya que llevarán más pérdidas acumuladas. En la salida a bolsa de 2011 el precio por acción fue de 3,75 euros y ahora ronda los 1,3. "En principio, cuanto más antiguas sean las acciones de Bankia que se posean (compradas en la salida a Bolsa, por ejemplo), mayor es la minusvalía acumulada y más interesa acudir al canje", afirma Santos. Ello se debe a las buenas perspectivas del nuevo valor que surja de la fusión "teniendo en cuenta los niveles tan bajos de cotización de ambas entidades y los ratios contables que reflejan". 

En la asociación de consumidores Adicae valoran que la operación se haya basado en un análisis por una entidad externa, además de retocarse el canje al alza durante la negociación para subir algo la valoración de Bankia. Recuerdan que los accionistas de Bankia que perdieron con la salida a bolsa en 2011 "tuvieron derecho a recuperar su dinero y recibieron una indemnización", aunque algunos se quedaron con las acciones y ahora podrán acudir al canje.

"Del futuro de las acciones de la nueva entidad nadie espera nada malo", afirman, salvo los vaivenes que pueda tener la bolsa como la caída de este lunes, que ha afectado a toda la banca y no solo a las entidades en proceso de fusión.  El Ibex perdió un 3,43%, quedó por debajo de los 6.700 puntos y tocó mínimos de hace tres meses.

El riesgo está en la evolución de la pandemia

El analista de iCapital reconoce que la evolución de la pandemia de covid seguirá siendo un riesgo. "Las dificultades del sector no van a desaparecer de golpe y habrá que ver si la gestión de la pandemia en España y en el resto de Europa da mejores frutos en forma de crecimiento de la economía y entonces será cuando el sector bancario mejorará claramente en bolsa", espera Santos.

Desde Abante también apuntan al riesgo que puede haber por la crisis sanitaria. "Los bancos son la piñata del mercado cuando las cosas se tuercen", afirma Iturriaga. Por ello, considera como "principal riesgo" la evolución de la pandemia ya que esta va a ser la que "mueva" las cotizaciones. Este lunes ya se ha visto un ejemplo de cómo la amenaza de rebrotes en varios países puede provocar caídas en las bolsas europeas.

Santos calcula que la recuperación puede volver a los mercados "en uno o dos trimestres", lo que nos situaría en 2021. "Tan pronto como la recuperación no siga lastrada por la pandemia", calcula. La vuelta de la confianza considera que está asociada "a verdaderos avances de la cura o vacuna eficiente".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios