Despliega el menú
Economía

huesca

Barbastro recupera el pulso mercantil con una edición callejera de Ferma

El Ayuntamiento estudiará realizar el próximo certamen también en la calle tras la buena respuesta de público y expositores.

Las principales calles de Barbastro retomaron el pulso vital con los ciudadanos que, con las precauciones debidas, volvieron a pisar la calle para recorrer una edición atípica de una de sus fiestas más emblemáticas, Ferma, que en su jornada grande tuvo un carácter comercial, automovilístico y agroalimentario, pero sobre todo callejero.

Hace tiempo que desde foros empresariales se habla de convertir a la capital del Somontano en un Centro Comercial Abierto, en contraposición de las grandes superficies comerciales de la periferia de las grandes ciudades. Barbastro fue un ejemplo de ello, obligado sobre todo por el coronavirus que ha provocado que el área de Desarrollo del Ayuntamiento tuviera que reinventar el modelo ferial para uno de sus certámenes más veteranos, consolidados pero también cuestionados por su celebración en estas fechas (ya el año pasado se indicó que la feria se celebraría en junio, pero la covid-19 ha condicionado todo, también las ferias).

Barbastro Abierta 

El Ayuntamiento apostó por dar continuidad a la tradición ferial de la ciudad y respaldar el trabajo iniciado por los comerciantes dentro de su campaña estival Barbastro Abierta al Éxito que culminó con el sorteo de un turismo Fiat Panda Serie 3 en la zona de Baños Árabes, en el espacio expositivo dedicado al sector de la automoción que destacó el espacio habilitado para esta feria de la movilidad.

Y a juzgar por las valoraciones del sector comercial fue un acierto ya que hizo coincidir el certamen con su Feria de Stocks. "Ferma se ha reinventado, la feria está en la calle y el comercio está encantado. La Feria de Stock ha sido una maravilla y un revulsivo para el comercio en una situación en la que hemos vuelto, relativamente, a la normalidad con mucho cuidado e higiene. Se ha visto mucho ambiente y el comercio ha estado muy animado”, explicaba Nacho Bernard, de Piccola Zapatería, uno de los responsables de la campaña de dinamización comercial en la que han participado 150 establecimientos.

Los comercios fueron sacando a la calle sus paradas con un indicativo del certamen Ferma y las principales zonas comerciales fueron peatonales, como en los días de fiesta.

El sector de la agroalimentación se dividió en dos espacios, la tradicional plaza del Mercado donde regresó la Muestra de Frutas Hortalizas que cumplía su vigésima edición, y el Paseo del Coso donde estuvo el puesto de La Despensa de Barbastro con distintas actividades como talleres de cocinas, el cuentacuentos de Rita Piedrafita inspirado en el cuento infantil que verá la luz próximamente sobre la importancia de consumir productos locales, o degustaciones de diversos productos.

Antonio Nasarre de Quesos Guara en Almunias de Rodellar volvía a exponer sus productos en una feria seis meses después del inicio del estado de alarma: "Nuestra estrategia siempre ha sido el trato directo con el cliente en ferias y en el poco espacio que hay se ha acercado mucha gente. Desde el 1 de marzo no íbamos a feria y se ha notado económicamente, pero poco a poco ya se irá retomando la nueva vida. La Ferma en la calle me parece una nueva experiencia muy buena a la que nos tendremos que acostumbrar hasta que nos deje el bicho", comentaba.

Por lo que se refiere a la Muestra Gastronómica las mejores piezas fueron las siguientes: La más espléndida fue para los hermanos Alfredo y Andrés Larrosa por una calabaza de Radiqué, de 91 kilos, que han cultivado en el huerto de las Hermanas Capuchinas. Los hermanos Larrosa además recibieron una distinción por ser los hortelanos que ininterrumpidamente han participado de esta muestra desde el origen. Abel Samitier se ha alzado con el primer puesto en la modalidad de pieza más original por una colección de variedades exóticas de tomate. En cuanto a la pieza autóctona, el primer premio ha sido para Jesús Ayaza, por un pimiento morrón del Somontano. El palmarés de esta XX Muestra de Frutas y Hortalizas lo ha completado Mariví Martínez, por su tomate rosa ecológico.

La ciudad presentó una de sus mejores caras no sólo dentro de comercios, si no en las terrazas llenas o participando en las animaciones o conciertos musicales diseminados por el centro. También hubo espacio para la cultura con la presentación en la plaza del Museo de la última novela de José Manuel Surroca ‘El Limbo’.

Satisfecha y contenta se mostraba la concejal de Desarrollo Belinda Pallás, que compartía la idea expresada por el alcalde Fernando Torres en la clausura de la Muestra de Hortalizas de dar continuidad a este modelo de Ferma en la calle. "La feria ha tenido una gran acogida. Hemos conseguido dinamizar el centro con actividades y público, la gente estaba muy repartida en distintas ubicaciones e incluso algún hostelero nos ha dicho que ha sido su mejor día de agosto. Había colas para entrar en los espacios, con aforo limitado para garantizar la seguridad".

La concejal aseguraba que habían recibido "enhorabuenas por sacar la feria a la calle" y se ha conseguido lo pretendido "que Barbastro fuera un escaparate de sus productos locales y dinamizar la economía". Ahora habrá que analizar y se estudiarán propuestas pero consideraba que "lo cierto es que a la gente le ha encantado que la feria esté en la calle y nos va a resultar difícil volver al recinto ferial, aunque veremos cómo se compaginan ambos espacios en una edición tan especial, la número 60 en la que habrá grandes retos".

Ferma tuvo su anticipo con unas jornadas agrarias y su epílogo será el 25 de septiembre con Ferma Innova, un foro de debate empresarial donde se presentará, en el Centro de Congresos, el Plan Logístico para el Desarrollo de la ciudad 2020-2024.

Etiquetas
Comentarios