Despliega el menú
Economía

La demanda nacional, la encargada de aguantar el alquiler vacacional

Según datos de Pisos.com, a cierre del primer semestre, el alquiler medio en la playa costaba 730 euros a la semana, un 2,29% más que un año antes.

Preparativos en la playa de Sitges para poner a punto los chiringuitos.
Preparativos en la playa de Sitges para poner a punto los chiringuitos.
EFE

El alquiler en la costa ya venía pisando el freno. Según datos de Pisos.com, a cierre del primer semestre, el alquiler medio en la playa costaba 730 euros a la semana, un 2,29% más que un año antes. En 2019 el ascenso había sido del doble: un 4,64%. Ferrán Font, su director de estudios, considera que la demanda doméstica, más tendente este año a veranear en España y a apostar por alquilar un apartamento en lugar de ir a un hotel, ayudará a que los precios aguanten, ante la "prudencia" de la que se prevé que haga gala el turismo extranjero. Si por el lado de la demanda desde Fotocasa afirman que es mayor en alquiler que en compra, según la tasadora Tinsa, ello convive con que más del 40% de la oferta de alquiler de la costa se mantendrá estable.

Aunque Tinsa ha detectado que en Barcelona, Valencia, Cádiz y Canarias hay un trasvase de oferta desde el alquiler vacacional al arrendamiento tradicional, debido a la reducción de la demanda para el alquiler de temporada. De acuerdo con Rentalia, la ocupación de viviendas turísticas a menos de quince kilómetros de una playa es a cierre del mes de julio el 77,4%, lo que supone una caída de 11,1 puntos respecto al verano pasado, cuando llegó al 88,5%. Se trata del peor dato de ocupación en la costa española registrado desde que esta fuente realiza este informe (2008). Nunca se había registrado un nivel de ocupación por debajo del 83%.

Asturias, Cantabria, La Coruña y Lanzarote son los lugares con mayores niveles de ocupación; Huelva, Tenerife, Castellón y Gran Canaria son los sitios en los que hay una mayor disponibilidad.

Etiquetas
Comentarios