Economía
Suscríbete

politica

La ultraderecha holandesa critica a Rutte por respaldar transferencias para el Sur

La oposición en Países Bajos reacciona furibunda contra el primer ministro holandés, al que acusan de haberse "arrodillado ante Europa".

Pedro Sánchez habla con Angela Merkel en presencia del presidente holandés, Mark Rutte; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von del Meyer.
Pedro Sánchez habla con Angela Merkel en presencia del presidente holandés, Mark Rutte; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von del Meyer.
FRANCISCO SECO/Reuters

Los diferentes partidos de la ultraderecha en Países Bajos han reaccionado este martes con fuertes críticas al primer ministro holandés, Mark Rutte, al considerar que un fondo de reconstrucción pospandemia que incluye subvenciones es "una locura" y un acuerdo "histórico en la dirección equivocada".

El populista Geert Wilders, que lidera el Partido por la Libertad (PVV), el segundo grupo en el Parlamento holandés, opinó que Rutte se había "arrodillado" ante Bruselas al respaldar "390.000 millones de euros en regalos para el Sur de Europa", lo que es "una locura" porque "tira a la basura miles de millones que debería haber gastado" en Países Bajos. Además, Wilders entiende que Rutte ha "engañado" así al ya célebre empleado de un centro de procesamiento de basura en La Haya que se coló ante las cámaras en mayo para instar al primer ministro a "no dar dinero" a Italia y España.

"Los italianos y los españoles logran su dinero. Cientos de miles de millones en préstamos y regalos, pagados por el basurero y el resto de Países Bajos. ¡Vota para sacar a Rutte (del Gobierno)!", añadió el político, muy crítico con los rescates autorizados tras la crisis de 2008, porque siempre denunció que el Sur es "un pozo sin fondo".

El euroescéptico Thierry Baudet, que situó en 2019 a Foro para la Democracia (FvD) como el partido más grande del Senado tras las elecciones provinciales, define el acuerdo como un "paso histórico en la dirección equivocada" y consideró que la UE va a "incurrir en un fondo de redistribución de deuda común para financiar nada menos que 750.000 millones". "Los países del sur de Europa querían 500.000 millones en donaciones, lo que pasó a ser 390.000 millones. Rutte, por tanto, le dio al sur de Europa casi el 80% de lo que exigían. Esas son deudas enormes", añadió FvD en un comunicado.

Para este partido, el Gobierno holandés debería haber sometido esta decisión a "un referéndum popular" antes de dar su visto bueno en Bruselas y exigió la convocatoria de un referéndum sobre "la membresía de la UE", una cuestión que tanto el PVV como el FvD llevan en sus programas electorales, de cara a los comicios de marzo de 2021.

Según diferentes analistas consultados, una de las razones por las que Rutte, que lidera el partido liberal VVD, defendía desde el viernes la postura más rígida de sus colegas europeos es su intento de frenar a la ultraderecha en casa y de agradar al electorado más euroescéptico, aquellos que, sin promover una salida neerlandesa de la UE, defienden menos integración y paquetes de ayudas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión