Despliega el menú
Economía

Díaz advierte a la CEOE de que el teletrabajo "no puede ser una forma de abaratar costes"

Así, ha mostrado su confianza en que el diálogo social impulse la elaboración de una ley que aporte un marco normativo a una realidad laboral que "ha salvado millones de puestos de trabajo y de empresas en este país".

Comparecencia de Yolanda Díaz
Comparecencia de Yolanda Díaz
Chema Moya

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha advertido este jueves a la CEOE que la regulación del teletrabajo "no puede ser una forma de abaratar costes".

Así, ha mostrado su confianza en que el diálogo social impulse la elaboración de una ley del teletrabajo que aporte un marco normativo a una realidad laboral que, con la pandemia, "ha salvado millones de puestos de trabajo y de empresas en este país".

En declaraciones a los medios en Ferrol, donde ha mantenido una reunión con los transportistas del sector del carbón antes de participar en un acto de campaña de Galicia En Común-Anova Mareas, la ministra ha puesto el foco en el "diálogo social" como vía para legislar el teletrabajo.

En este sentido, ha criticado lo que, según dijo, ha sucedido en algunas empresas durante la crisis sanitaria, "con trabajadores y trabajadoras en casa, en muy malas condiciones, pagando los suministros, pero sin derechos laborales".

Por ello, ha manifestado que estas son "las condiciones laborales del siglo XIX", por lo que se ha mostrado convencida de que la patronal quiere "los acuerdos europeos del diálogo social del siglo XXI".

Sobre la primera reunión celebrada este miércoles entre el Gobierno, patronal y sindicatos sobre la regulación del teletrabajo, Díaz ha dicho que la UGT "ha hecho sus aportaciones" y que la CEOE "se ha comprometido a hacerlas llegar" también, pero ha insistido en que "lo que no puede ser" es utilizar el teletrabajo "como una forma de abaratar los costes".

Tras dicha reunión, CEOE y Cepyme lanzaron ayer un comunicado muy crítico con el anteproyecto de ley del teletrabajo que ha elaborado el Gobierno, en el que afirmaban que el texto era "desequilibrado", "errático" y "apartado de la realidad" y advertían de que en estas condiciones más que fomentarlo, supondría un desincentivo para llevarlo a cabo.

Etiquetas
Comentarios