Despliega el menú
Economía

Calviño pierde la votación y el irlandés Donohoe será el nuevo presidente del Eurogrupo

A pesar de que estaba considerada como la favorita y contaba con el apoyo de Alemania, Francia e Italia, su colega irlandés asumirá el puesto el próximo 13 de julio y lo mantendrá hasta diciembre de 2022.

Nadia Calviño

El ministro de Finanzas de Irlanda, Paschal Donohoe, ha ganado la votación que ha tenido lugar este jueves y será el nuevo presidente del Eurogrupo tras haber cosechado más apoyos que la española Nadia Calviño en la segunda votación.

A pesar de que Calviño estaba considerada como la favorita y contaba con el apoyo de las tres mayores economías de la moneda común (Alemania, Francia e Italia), así como de Portugal y Grecia, finalmente ha sido superada por su colega irlandés, quien asumirá el puesto el próximo lunes 13 de julio y lo mantendrá durante los próximos dos años y medio, hasta diciembre de 2022.

Se convertirá así en el cuarto presidente del Eurogrupo, un organismo informal creado en 1998 y con presidencias fijas desde que Jean-Claude Juncker asumiese el cargo en 2005. El luxemburgués fue sucedido más tarde por el holandés Jeroen Dijsselbloem (2013-2018) y el portugués Mário Centeno (2018-2020).

Entre sus tareas más inmediatas estará dirigir los debates sobre la recuperación europea tras la recesión sin precedentes generada por la pandemia de la Covid-19 y sobre la revisión de las normas comunitarias de control del déficit y la deuda públicos, mientras que entre las asignaturas pendientes destaca completar la unión bancaria.

"Constructor de puentes"

El ministro irlandés, que acaba de renovar en el cargo con la formación de Gobierno en su país, se ha presentado a sus socios como "constructor de puentes", haciendo valer tanto la posición moderada de Irlanda en la mayoría de negociaciones y su condición de país rescatado, como su larga trayectoria ministerial.

Asimismo, ha afirmado que su "prioridad inmediata" como nuevo presidente del Eurogrupo será diseñar un "camino común" sobre el que construir la "recuperación de Europa". Y se comprometió a "reforzar" la economía de la zona euro y a promover un "crecimiento sostenido" para los "Estados miembros y sus ciudadanos".

El político irlandés, de 45 años, subrayó en un comunicado que este foro de ministros de Economía y Finanzas de los diecinueve países de la moneda única es el "motor económico de la Eurozona".

En consecuencia, dijo, "nuestros ciudadanos" miran hacia los dirigentes comunitarios para que "les ofrezcamos el liderazgo necesario".

"Como presidente, trataré de tender puentes entre todos los miembros de la zona euro y de relacionarme activamente con todos los Estados Miembros, para asegurar que logramos con consenso enfoques para la recuperación de nuestras economías y sociedades", destacó Donohoe.

Explicó que podrá aportar la experiencia adquirida por Irlanda "como un Estado miembro pequeño" que tuvo que ser rescatado durante la crisis financiera de 2008, pero que "también ha visto su economía y sociedad transformada" gracias a su pertenencia al club comunitario.

"Estoy deseando trabajar estrechamente con mis colegas para garantizar un Eurogrupo transparente e inclusivo, capaz de lograr la recuperación económica, prosperidad y empleos", agregó Donohoe, quien también recordó "el importante trabajo" desarrollado por su antecesor en el cargo, el portugués Mario Centeno.

Donohoe partía con el apoyo de su familia política, el Partido Popular Europeo (PPE), que gobierna en la mayoría de países de la eurozona, y se daba por hecho que la elección sería una ajustada carrera entre él y la española Calviño.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España contaba con el apoyo explícito de las grandes economías, Alemania, Francia e Italia, así como de Portugal y Grecia.

Calviño había destacado en su candidatura su dilatada experiencia europea, tras doce años como alta funcionaria de la Comisión Europea, e insistido en que trabajaría por la unidad en el seno de un Eurogrupo dónde ha defendido, en sus dos años como ministra, una posición afín a los países meridionales.

La votación, que se realizó de modo telemático debido a la pandemia, es secreta, por lo que ni siquiera los propios candidatos saben qué países les votaron.

Paschal Donohoe ha asegurado estar "profundamente agradecido" por haber sido elegido para el cargo y ha prometido trabajar para conseguir que la recuperación económica sea "justa e inclusiva" durante sus años de mandato.

"Espero trabajar con todos mis colegas del Eurogrupo en los próximos años para garantizar una recuperación justa e inclusiva para todos mientras nos enfrentamos a los retos con determinación", ha escrito Donohoe en una primera reacción en la red social Twitter.

La vicepresidenta española ha felicitado al vencedor en la misma red social en un mensaje en el que ha mostrado su confianza en "seguir trabajando juntos para asegurar una recuperación sólida que no deje a nadie atrás".

También el luxemburgués, Pierre Gramegna, que se retiró en primera ronda, ha felicitado al nuevo presidente del Eurogrupo y le ha deseado "todo lo mejor" durante su mandato y ha mostrado su confianza en seguir trabajando juntos en el Eurogrupo. 

Es la segunda vez que a España se le escapa la jefatura del Eurogrupo, después de que en 2015 el exministro de Economía del PP Luis de Guindos le disputase el puesto sin éxito al socialista holandés Jeroen Dijsselbloem.

Pierde con ello también una oportunidad para seguir recuperando el peso en las instituciones comunitarias, tras haber logrado la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) para De Guindos en 2018 y el cargo de alto representante de la Política Exterior comunitaria para el exministro socialista Josep Borrell.

Etiquetas
Comentarios