Despliega el menú
Economía

ola de calor

Cómo enfriar la casa sin gastar demasiado dinero o sin aire acondicionado

Hay muchos trucos baratos y eficaces para hacer más llevadero el calor veraniego en el interior de la vivienda.

Un cuarto con ventilador en el techo para refrescarse del calor
Un cuarto con ventilador en el techo para refrescarse del calor
Pixabay

El aire acondicionado es un gran salvavidas cada verano, y cuando las temperaturas se extreman, mucho más, pero también trae consigo una serie de dificultades que deben tenerse en cuenta. Después de pasar un calor sofocante en la calle, llegar a casa y ponerlo a 19 grados es una mala idea, que suele llevar a un resfriado. La idea es rebajar de salida ocho o diez grados la temperatura exterior y bajarla gradualmente, manteniéndola siempre sobre los 23 grados. Obviamente, hay que ayudar con opciones personales, como la elección de la ropa; hay que evitar los tejidos de peor transpiración y la ropa ajustada.

Cuando no se tiene esta herramienta hay alternativas quizá no tan inmediatas, pero sí eficaces para bajar la sensación térmica en casa.

Medidas de choque

- Hay que parar al calor en la puerta, sobre todo en las horas centrales del día. Si las ventanas están orientadas al sur o el suroeste, el toldo es una opción. Si no, cortina.

- Abrir ventanas enfrentadas para hacer corriente. La única precaución que debe tomarse es evitar los portazos. En tierras de interior sin brisa marina, esta medida es más eficaz de noche, y el momento más frío del día suele ser el amanecer. Si se tiene la suerte de vivir cerca del Moncayo, cualquier hora es buena para dejar entrar un poco de cierzo.

- Bajar el bochorno reduciendo la humedad. Hay que evitar las comidas de larga cocción u horno, y no tender ropa dentro de la casa.

- Luz LED. Es la que menos calor desprende.

- Las plantas son amigas. Además de generar sombra si tienen el tamaño suficiente, las hojas frenan algo al calor si se sitúan cerca de las ventanas.

- Filtros. Hay láminas para el interior del cristal que bloquean el paso de la radiación ultravioleta.

- Cambiar las fundas de almohadas y sofás, y utilizar algodón o lino.

- Ventilador de techo. Barato y efectivo. Y a ras de suelo, el abanico y el miniventilador con USB para trabajar con el ordenador. No le ha fallado a muchas generaciones el primero, y está alegrando a las actuales el segundo.  

Consulta la predicción del tiempo.

Etiquetas
Comentarios