Despliega el menú
Economía

impuestos

Los afectados por un ERTE tienen más papeletas para que la Renta les salga a pagar en 2021

El dinero que cobran este año del desempleo no está sujeto a retención, por lo que al saldar cuentas con Hacienda en la declaración del IRPF del año que viene esta puede salir positiva o ver reducida la devolución.

Oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.
Oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.
EP

Acaba de terminar al campaña de la Renta de este año, pero es conveniente empezar a pensar ya en la del que viene. Los miles de aragoneses que se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo o siguen inmersos en él deberían hacer cálculos sobre el resultado de su declaración del impuesto sobre la Renta del año que viene. En Aragón, unos 118.000 trabajadores han cobrado del servicio público de empleo (SEPE) en estos meses parte o todo su sueldo. 

Para este colectivo de trabajadores, la declaración de la Renta del año que viene puede darles algún susto. "Muchas personas que siempre habían trabajado para una sola empresa ahora van a tener dos pagadores, contando con el SEPE, si no cambia la normativa. Las obligaciones de presentar la declaración cambian", advierte la presidenta del Colegio de Gestores Administrativos de Aragón y La Rioja, María Teresa Gómez. Esto puede suponer que "personas que no tenían obligación de presentar la renta pueden tenerla el año que viene". Por ello, aconseja "comprobar si se mantiene la obligación de declarar o no".

"El problema lo va a tener la gente que está en los ERTE. Gente que no tenía obligación de hacerla, la hará y va a haber muchas declaraciones de personas a las que les salía a pagar poco o devolver y ahora les va a salir a pagar", añade Adolfo Aquilué, miembro de la Junta del Colegio de Economistas de Aragón. Una situación que puede generar más de un descontento porque habrán cobrado menos pero "van a tener que pagar más, por el efecto de las retenciones", reconoce. 

El límite baja de 22.000 a 14.000 euros al año 

Según la normativa actual del impuesto, deben presentar declaración de la Renta quienes hagan ingresado más de 22.000 euros durante el año si solo tuvieron un pagador, pero con dos, el límite baja a los 14.000 euros, siempre que el segundo, en este caso el SEPE, haya pagado más de 1.500 euros.

Además, para quienes tuvieran obligación de declarar otros años, el resultado puede cambiar a favor de Hacienda. "El SEPE no retiene por IRPF", explica la gestora administrativa. Esto hará que al saldar cuentas en la declaración de la Renta del año que viene "nos va a salir a pagar", advierte. O en el caso de que el resultado suela ser a devolver, puede que se mantenga pero sea por una cantidad menor. 

Consejos antes de que termine este año

Para rebajar esta futura factura fiscal, plantea al contribuyente que busque vías para aumentar las desgravaciones antes del 31 de diciembre. "Ver si puede hacer algo como aportaciones a planes de pensiones" o destinar más dinero al pago de la vivienda habitual si se cuenta todavía con la deducción por la compra para quienes se hipotecaron antes de 2013.

Otra opción es pedir a la empresa que retenga algo más. Para ello habría que redactar un documento en el que se indique que a partir de una fecha se suba la retención en la nómina de cada mes. Hacienda marca un mínimo, que se puede elevar. Pero requiere afinar con los cálculos. "No puedes hacer un cálculo al alza y que el contribuyente no tenga obligación de presentar la declaración y pierda dinero", señala Gómez. Además, dependerá de la situación de cada persona si puede afrontar perder una parte del sueldo, en lo que coincide Aquilué.

El consejo final es que en 2021 "no se confíe quien no tenía que presentar la Renta hasta ahora por su nivel de ingresos porque por el ERTE puede tener que presentarla y pagar". La del año que viene "será la Renta de los ERTE", augura el economista.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios