Despliega el menú
Economía

industria

Las plantas de BSH vuelven a su producción pre-covid con el 100% de su plantilla fija

Las fábricas de Montañana y La Cartuja cubren la demanda actual y en las oficinas trabaja ya el 30% del personal.

[[[HA REDACCION]]] 72ca86b9-9d78-4314-b210-aca4eca9bc3a.jpg
Un operario en la planta de BSH en La Cartuja, ayer.
BSH

Las fábricas de BSH Electrodomésticos de Zaragoza, ubicadas en Montañana y La Cartuja, han recuperado ya la actividad productiva que tenían antes del estado de alarma decretado para hacer frente a la expansión del coronavirus. La plantilla fija de estos centros, que suman 1.677 empleados, está trabajando al 100%, una actividad «suficiente para cubrir la demanda actual de los mercados», informaron ayer a este diario fuentes de la compañía.

Las factorías aragonesas de BSH reanudaron su producción los días 17 de abril en Montañana (en un principio solo placas de inducción) y tres días más tarde, en La Cartuja (lavadoras), después de cerrar tres semanas como consecuencia de la ‘hibernación’ de la economía y la obligatoriedad de adaptar todas sus instalaciones a nuevas exigencias de seguridad y salud laboral para evitar contagios de la covid-19.

De forma progresiva, apuntaron también desde el grupo que incluye a la marca aragonesa Balay, las personas de esas fábricas que habían estado teletrabajando porque sus puestos lo permitían han ido retomando su actividad de modo presencial.

En cuanto a las oficinas centrales de la filial española de esta multinacional alemana, ubicadas en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), el personal que ha estado teletrabajando desde el inicio de esta crisis ha ido volviendo también poco a poco. «Desde el 25 de mayo se ha iniciado el retorno progresivo y rotativo en grupos de personas hasta un máximo del 30% de cada centro», precisaron fuentes de BSH. «De este modo, hasta final de agosto se sigue fomentando el teletrabajo y está previsto que cada tres semanas una será a modo presencial», añadieron antes de reseñar también que ante la apertura de los comercios físicos «también la red comercial va reactivando su actividad regular».

Atención al cliente

Desde la compañía de electrodomésticos se insistió, por otro lado, en que el servicio de atención a los usuarios de sus productos no ha parado a lo largo de esta crisis. «Los equipos de técnicos reparadores han estado trabajando durante todo el estado de alarma, siguiendo unas estrictas medidas de protección que garantizaran su seguridad y la de los clientes en sus casas», indicaron. Asimismo, apuntaron, el equipo de aproximadamente 150 personas que trabajan en el ‘call center’ que BSH tiene alojado en el edificio El Trovador de Zaragoza han estado atendiendo a los clientes desde sus casas activamente durante todo este tiempo. Este equipo retornará a la oficina progresivamente conforme se implementen las medidas de seguridad necesarias en el edificio de oficinas compartido en el que están ubicados.

La empresa aragonesa no ha aplicado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en sus factorías, donde hizo frente al parón con medidas de flexibilidad. Sí ha echado mano de esta medida, en cambio, en otros departamentos, si bien su alcance va ahora a menos. «Conforme se va normalizando la actividad se van reduciendo los días de ERTE acordados con los representantes de los trabajadores de oficinas centrales, red de ventas y servicio BSH al cliente», precisaron desde la compañía.

Etiquetas
Comentarios