Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

Vacaciones durante el ERTE: pactadas y a cargo de la empresa

Muchas consultas de estos días a los asesores laborales giran en torno al periodo estival, que este año cogerá  a un buen número de trabajadores inmersos en un expediente de regulación.

Playa de Tapia de Casariego (Asturias).
Playa de Tapia de Casariego (Asturias).
EFE

El verano se acerca y las empresas y trabajadores intentan cuadrar las vacaciones todavía con mucha incertidumbre sobre la vuelta a la actividad tras la crisis sanitaria de la covid-19. Muchos de ellos se encuentran inmersos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), por lo que entre las consultas que llegan estos días a los asesores laborales, las que más se repiten son las relacionadas con cómo se podrá disfrutar de ellas este año.

En general, la aplicación del ERTE no modifica la forma de gestionar el descanso estival. "Las vacaciones deben ser pactadas entre empresa y trabajador; ni la empresa las puede imponer ni el trabajador cogerlas unilateralmente porque sería causa de despido", explica Miguel Poveda, presidente de la Asociación Empresarial de Asesores Laborales de Aragón (AEAL). 

"Derecho irrenunciable"

En el caso de la empresa, esta no puede limitar ni reducir el derecho a las vacaciones "por ser un derecho irrenunciable igual que el salario", detalla. Y si no se alcanza un acuerdo "las marca el juez de lo social en un procedimiento urgente y su decisión no admite recurso alguno", añade.

Respecto a cuántos días de vacaciones corresponderán este año indica que "durante el ERTE no se generan vacaciones". La excepción se encuentra en aquellos casos en los que se trate de un expediente de reducción de jornada. En este caso "se genera la parte proporcional a la jornada trabajada", señala.

Si las vacaciones ya estaban fijadas no se consumen durante el tiempo que esté en el ERTE, si es por toda la jornada, pero se pueden disfrutar fuera de él, si se pacta así. Será necesario "desafectar", es decir, que la empresa saque al trabajador del expediente por el tiempo que duren sus vacaciones. En esos días cobrará de la empresa y no del servicio estatal público de empleo (SEPE).

Hay supuestos en los que estaría permitido que la empresa impidiera a un trabajador cogerse vacaciones, por ejemplo, los de "máxima actividad". Poveda pone como ejemplo . un hotel en la costa en el que todos los trabajadores pidan vacaciones en agosto.

El asesor recuerda que también "habrá que estar a lo establecido en los convenios" en los que se pueden acordar mecanismos particulares.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios