Despliega el menú
Economía

economía

Peones, informáticos y cuidadores, entre las ofertas de empleo en Zaragoza

El estado de alarma frenó las contrataciones, que han empezado por los sectores que no han parado como alimentación y logística.

Oficina de Adecco en Zaragoza.
Oficina de Adecco en Zaragoza.
Laura Uranga

El empleo ha empezado a resentirse por la crisis sanitaria de la covid-19 que ha provocado un parón de la actividad económica durante casi dos meses y que ahora afronta su desescalada. El paro subió en abril en 6.733 personas en Aragón hasta los 79.214 desempleados. Los empleos temporales han sido los primeros en perderse y también han caído las vacantes, pero en sectores como la agricultura, la logística y los cuidados aún se buscan trabajadores.

En las oficinas de las empresas de trabajo temporal se pueden ver menos anuncios de empleo de lo habitual por estas fechas y más medidas de prevención de contagios. Hay controles temperatura a la entrada, es obligatorio llevar mascarilla, se ofrecen guantes y gel desinfectante y hay mamparas en las mesas.

"La diferencia con el año pasado es de un 30% menos de ofertas en mayo. Las empresas están siendo muy prudentes y las demandas están costando", reconoce Herminia Lombarte, desde Adecco Aragón. El sector ha sido de los considerados esenciales durante el estado de alarma.

Sin campaña de Semana Santa ni rebajas

Sin embargo, la caída es inferior a la que se produjo en abril, cuando se desplomaron hasta el 60% en Semana Santa, una de las temporadas altas para la contratación temporal en hostelería y turismo. "Sabemos que son sectores muy estacionales y han coincidido con la Semana Santa y determinados puentes que eran tradicionalmente positivos para el empleo en este sector. Pero confiamos en que la creación de empleo se recupere en los próximos meses", desea Pilar Giménez, delegada de zona de Randstad en Aragón. En el comercio también se ha sufrido porque ahora se estaría ahora seleccionando personal para atender las rebajas de verano.

"Es cierto que estamos notando una recuperación, pero más lenta de lo que esperábamos", confiesa. Porque no se creyó al principio que el parón por el estado de alarma que empezó siendo de 15 días pudiera prolongarse tanto. 

Las actividades reconocidas como esenciales, que no han parado durante el estado de alarma, han sido las que han seguido necesitando algún refuerzo.  Primero fue la alimentación y la distribución para puestos de trabajo en supermercados, almacenes, manipulado y envasado de alimentación.

"Durante el confinamiento, el parón de la economía ha sido prácticamente total. Aun así ha habido sectores que no han podido detenerse y han demandado profesionales, como es el sector sanitario, el de la distribución o el de alimentación", añade Giménez. Destaca la demanda de mano de obra también para la logística o la agricultura, dos sectores de peso en la comunidad.

En logística hay puestos en lo relacionado con almacenes y plataformas de distribución por el incremento de las compras por internet. A ellos se une "el sector agrario, porque no han podido venir trabajadores de otros países", explica.

El auge del teletrabajo

Las primeras ofertas de empleo de la desescalada buscan también profesionales relacionados con la tecnología, como informáticos y puestos vinculados a la transformación digital en el puesto de trabajo, tras el auge del teletrabajo por necesidad durante el confinamiento.

Adecco ha elaborado recientemente un ranking con los 15 perfiles que más se han demandado en las últimas semanas en sus oficinas y que considera que seguirán siendo claves también en las próximas. Entre ellos se encuentra también el personal de reparto, cajeros y reponedores, personal de atención al cliente y administrativos y de atención a colectividades.

"Ahora que vamos pasando de fase, esperamos un aumento de la demanda de profesionales para la hostelería, en concreto para camareros, ayudantes de cocina, mozos, camareros de piso, etc. También está empezando a retomar su actividad el sector de automoción, que es un importante núcleo de empleo en la región", afirman desde Randstad.

Para quienes buscan trabajo, Lombarte aconseja "tener mucha disponibilidad" y flexibilidad para trabajar en la "gestión del cambio". "Aportar iniciativas, dar valor en cualquier puesto de trabajo y ser una persona creativa", añade. Pero el requisito fundamental es "trabajar las competencias digitales porque esto seguro que ha venido para quedarse", afirma Lombarte. El teletrabajo va a ser "el nuevo paradigma del mundo del empleo", añade Giménez. Esta destaca la importancia de tener muy en cuenta las indicaciones de seguridad y prevención que se exigen en cada sector. Considera que va a ser "una situación retadora".

En este sentido, el propio Banco de España ha alertado ya de la dificultad que pueden tener para recolocarse los trabajadores que han sido expulsados o puedan serlo en la hostelería, el comercio y el ocio por la pandemia.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios