Despliega el menú
Economía

Maroto aún ve futuro a un proyecto eléctrico de Nissan en Barcelona

La ministra ha explicado que tras conocer la intención de Nissan de cerrar la planta, han pedido a la firma un interlocutor "para poder trabajar con ellos a partir de la semana que viene".

La ministra Reyes Maroto en rueda de prensa en la Moncloa el pasado miércoles.
La ministra Reyes Maroto en rueda de prensa en la Moncloa el pasado miércoles.
EFE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha defendido este jueves que aún ve futuro en un proyecto industrial de Nissan en Barcelona vinculado a vehículos eléctricos, y ha asegurado que el Gobierno continuará explorando alternativas para mantener la planta y salvar el empleo.

En sendas entrevistas a La Sexta y la Cadena Ser, Maroto ha explicado que tras conocer la intención de Nissan de cerrar la planta, han pedido a la firma un interlocutor "para poder trabajar con ellos a partir de la semana que viene", y ha anunciado que se reunirán con la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, el Consorcio de Zona Franca y los sindicatos para "seguir trabajando en alternativas".

Según ha aclarado la ministra, que confía en que el diálogo con Nissan pueda llevar a una "solución industrial", aunque lo ideal sería garantizar la permanencia de la marca japonesa en Cataluña, "no tiene que seguir necesariamente", con lo que no descarta la entrada de un nuevo "socio alternativo".

"La situación financiera de Nissan es muy complicada, lo era ya el año pasado y se ha agudizado con la crisis del coronavirus y la caída de la demanda. Eso ha motivado que se quieran reorientar en el mercado asiático", ha indicado Maroto, que ha recordado que el cierre de la planta de Barcelona forma parte de un proceso de reestructuración más amplio que afecta a "su posición en el mundo".

Aún así, la titular de Industria sostiene que aún "hay proyecto industrial de Nissan en zona franca" orientado una movilidad sostenible basada en "modelos eléctricos, en línea con lo que plantea la Comisión Europea para acceder a los fondos del plan de recuperación".

En este sentido, ha resaltado que la importancia del capital humano, esto es, de los 3.000 trabajadores que emplea la fábrica en Barcelona y los hasta 30.000 que dependen directa o indirectamente de ella, quienes "conocen muy bien su profesión y sin duda, se pueden reinventar".

Maroto se ha referido además al estado de la industria de automoción española, la cual "se ha visto sometida a estrés", y ha aseverado que el Gobierno "está trabajando en una ambiciosa agenda para acompañarla, y un plan que se presentará muy pronto".

Asimismo, ha recalcado que lejos de una nacionalización, "si hay proyecto de futuro, la mejor iniciativa (para salvar una compañía) es la privada, siempre con la colaboración de las Administraciones".

A primera hora de esta mañana, el fabricante de automóviles comunicaba al Ejecutivo la intención de cerrar su planta de Barcelona, si bien mantiene operativas las de Ávila y Cantabria, que emplean a 430 y 535 trabajadores, respectivamente.

De materializarse, el cierre se producirá a partir de diciembre y afectará a los centros que Nissan tiene en Barcelona -Zona Franca (fábrica de furgonetas), Montcada i Reixac (ejes) y Sant Andreu de la Barca (suspensiones y bastidores)-, así como a los centros de I+D, recambios, distribución y compras, también en la Zona Franca.

El anuncio del grupo ha generado "una discusión dentro de los miembros del Consejo de Administración" de Nissan, ha dicho Maroto, que ha matizado que dicha postura, que la firma deberá ratificar el próximo mes, "se ha adoptado esta mañana y no en días previos". 

Etiquetas
Comentarios