Despliega el menú
Economía

Covid-19, la pandemia que impulsó el despegue del Aeropuerto de Teruel

Con el tráfico aéreo reducido a causa de la covid-19, las compañías se han visto obligadas a retirar parte de su flota y ha sido la Plataforma Aeroportuaria de Teruel la elegida para muchas.

Aeropuerto de Teruel con gran numero de aviones /2020-05-14/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]]
Imagen de la campa de estacionamiento de larga estancia en el aeropuerto de Teruel.
Jorge Escudero

Con el tráfico aéreo reducido a causa de la covid-19, las compañías se han visto obligadas a retirar parte de su flota y ha sido la Plataforma Aeroportuaria de Teruel (PLATA), dedicada al estacionamiento y mantenimiento de aeronaves, la elección de muchas de ellas para salvaguardar sus aviones, dice orgulloso a Efe el director de este aeropuerto, Alejandro Ibrahim.

La situación los ha reafirmado en la necesidad de ampliar sus instalaciones, algo que ya estaba previsto, con una inversión de 25 millones de euros, con unas obras que podrían empezar antes del verano.

 ¿Cómo ha afectado la crisis de la COVID-19 al Aeropuerto de Teruel?

Se ha incrementado el número de aviones que recibimos en nuestras instalaciones gracias al mantenimiento y estacionamiento que ofrecemos, aunque durante el mes de marzo, cuando empezó la pandemia, hubo un momento en el que se paró todo y también tocamos fondo. En nuestro caso solo fueron dos o tres semanas y ahora estamos cerca de superar el centenar de aviones y somos el aeropuerto español que alberga más Airbus 380.

Han tenido que recurrir incluso a la campa de tierra dar cabida a la cantidad de aviones que han llegado.

Sí, nosotros tenemos concesionado un terreno a la empresa Tarmac Aerosafe, del Grupo Airbus. Ellos pagan un canon y esa zona de la campa, que son unas 70 hectáreas, está concesionada. Hay un área que está hormigonada y, de hecho, uno de los proyectos que tenemos es hormigonar un poco más. Lo vamos haciendo por fases y ahora íbamos a empezar la tercera. Como no ha dado tiempo, porque se ha acelerado la necesidad de tener espacio para los clientes, se ha compactado la tierra y se han puesto unas placas metálicas para las ruedas.

Además de la ampliación de la campa, ¿qué otras inversiones tienen previstas?

En los próximos dos años está prevista una inversión de 25 millones de euros por parte del Consorcio Aeropuerto de Teruel, que es una entidad pública integrada al 60% por el Gobierno de Aragón y al 40% por el Ayuntamiento de Teruel. El Plan Estratégico lo aprobamos en noviembre del año pasado porque ya era necesario ampliar las instalaciones para nuestra actividad, aunque ahora se ha intensificado. Con esa inversión se van a acometer una serie de infraestructuras que ya salieron a concurso, ya se han hecho las mesas de contratación y estamos pendientes de firmar los contratos. Esperamos que las obras puedan comenzar en mayo o junio.

¿En qué consisten esas obras?

Un hangar doble para A380, en el que caben dos A380 o seis A321, y un hangar de pintura. Luego vamos a ampliar la plataforma de estacionamiento, que son 37.000 metros cuadrados, y a hacer la campa Fase 3. También se van a construir tres naves de aviación ejecutiva y una planta fotovoltaica de autoconsumo, que es un proyecto interesante para nosotros y que representará casi más de un 50% del consumo energético del aeropuerto.

También se ha acordado impulsar un Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA) para el Aeropuerto de Teruel. ¿En qué consiste y cómo afectaría a sus instalaciones?

El PIGA es básicamente un plan urbanístico, una fórmula que permite acelerar un poco la gestión urbanística. Ahora tenemos 340 hectáreas y este nuevo PIGA va a ser de 200 hectáreas más. Si en la campa actual caben unos 120 o 130 aviones, con esto podremos llegar a una capacidad de hasta 250 o más.

El Aeropuerto de Teruel se ha dado a conocer por su función de mantenimiento y estacionado de aviones, pero en sus instalaciones hay otras empresas. ¿Cómo han afrontado esta situación?

La función de mantenimiento y estacionado de aeronaves corresponde a Tarmac Aerosafe, que ha continuado con su actividad durante el estado de alarma porque se considera esencial, así como PLD Space, que durante el mes de marzo estuvo haciendo ensayos y ahora están con unos diseños y preparando un cohete para lanzar nanosatélites.

Tenemos una empresa de satélites, que ahora están haciendo teletrabajo, y una empresa de drones, que ha puesto en marcha un curso de formación de pilotos. Es Delsa International Group, que llevan más de dos años en Teruel y han hecho varios cursos de formación. También somos la base del servicio medicalizado del 112, activo los 365 días del año.

¿Cómo cree que va a afectar la crisis del coronavirus al sector aeronáutico?

Evidentemente, se va a recuperar. El sector del transporte aéreo ha pasado por muchas crisis, guerras mundiales o el 11-S y de todas ha resurgido. Habrá que contar con máquinas que midan una serie de parámetros médicos que desconozco, pero con eso, separación entre la gente, mascarillas y una serie de cuestiones que garanticen la seguridad sanitaria, al final el transporte es necesario. 

Etiquetas
Comentarios