Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El Ejecutivo plantea permitir despidos a las empresas que estén al borde de la quiebra

El borrador del documento propuesto por el Ejecutivo y al que ha tenido acceso 'La información' permite rescindir contratos a las compañías en las que concurra riesgo de concurso de acreedores.

Teresa Ribera, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Salvador Illa, este martes, en la reunión del Consejo de Ministros.
Teresa Ribera, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Salvador Illa, este martes, en la reunión del Consejo de Ministros.
Efe

Gobierno, sindicatos y patronal han alcanzado un preacuerdo para prorrogar los ERTE por fuerza mayor hasta que acabe junio manteniendo la protección por desempleo y la exoneración de cotización como hasta ahora, aunque con porcentajes menores para las empresas que reanuden parcialmente la actividad.

De acuerdo con el documento que este viernes están analizando los órganos de dirección de CEOE, UGT y CCOO, al que ha, una vez se levante el estado de alarma podrán mantenerse los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor total o parcial con fecha tope del 30 junio, si bien la protección por desempleo de los trabajadores fijos discontinuos se extenderá hasta el 31 de diciembre.

Estas medidas están sujetas al mantenimiento del empleo, en todos los casos, menos en uno, tal y como adelanta el diario 'La información'. El Gobierno se está planteando abrir la mano a los despidos en el caso de empresas que se encuentren al borde de la quiebra y en situación concursal, explican desde este diario.

En el acuerdo presentado por el Ejecutivo, las empresas que presentan ERTES por  fuerza mayor total podrán exonerarse del 100 % de las cuotas sociales para las empresas con menos de 50 trabajadores y el 75 % para las de más empleados, mientras que la fuerza mayor parcial supondrá exenciones desde el 30 al 85 % dependiendo de las circunstancias, primando la reducción de jornada sobre el mantenimiento de la suspensión.

De esta forma, las empresas que reinicien la actividad con reducciones de jornada podrá descontarse el 85 % de las cuotas de mayo y el 70 % de las de junio si tienen menos de 50 trabajadores, y el 60 % de las de mayo y el 45 % de las de junio si tienen más empleados.

Las empresas que reanuden la actividad, pero mantengan a trabajadores en suspenso podrán descontarse el 60 % de las cuotas de mayo y el 45 % de las de junio si tienen menos de 50 trabajadores y el 45 % de las cuotas de mayo y el 30 % de las de junio si tienen más empleados.

Estas medidas estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad, es decir, la reincorporación al trabajo efectivo de sus trabajadores, aún cuando sea de forma parcial o sólo afecte a parte de la plantilla. Con la excepción de las empresas en situación concursal

Esta mañana deben dar su visto bueno los agentes sociales
Esta mañana deben dar su visto bueno los agentes sociales

Este compromiso se entenderá incumplido si se produce el despido o extinción de los contratos de cualquier trabajador afectado por ERTE, salvo que sea disciplinario declarado como procedente o la salida se produzca por dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez.

Tampoco si se debe a una interrupción del contrato fijo discontinuo o a la finalización de un contrato temporal al expirar el tiempo convenido o si la obra o servicio objeto de la contratación no puede realizarse de forma inmediata.

De incumplir esta cláusula de salvaguarda del empleo, las empresas deberán abonar las cotizaciones exoneradas, con el recargo e intereses de demora.

La situación concursal permitirá despidos

Sin embargo, y según ha adelantado La Información, el Gobierno está planteándose abrir la mano en lo que se refiere al mantenimiento de las plantilas impuesto a las empresas al borde de la quiebra, "no resultará de aplicación el compromiso de mantenimiento del empleo en aquellas empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores en los términos del artículo 5.2 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal".

Según explicaba este diario, tal y como se adelantó en estas páginas, el Gobierno va a bonificar a las empresas que vayan sacando de los ERTE a los trabajadores y reincorporándolos a sus puestos de trabajo. En concreto, se plantean exoneraciones del 85% en mayo y del 70% en junio para los trabajadores incorporados en empresas con plantillas inferiores a 50 personas y del 60% en mayo y del 45% en junio en el caso de las reincorporaciones en compañías de mayor tamaño.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión