Despliega el menú
Economía

Lagarde da liquidez a los bancos para que presten a empresas y hogares ante una recesión sin precedentes

El BCE deja inalterados los tipos de interés en el 0 % y la facilidad de depósito en el -0,50 %, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
Efe

El Banco Central Europeo (BCE) quiere convencer a los bancos de que presten a las empresas y hogares, dado que la economía de la zona del euro sufre una "contracción de una magnitud y velocidad sin precedentes en tiempos de paz" que podría llegar al 12 % este año, dijo su presidenta, Christine Lagarde.

El Consejo de Gobierno del BCE ha decidido dar más liquidez a los bancos y bajar los tipos de interés de las operaciones de refinanciación a tres años que ya tiene.

Además, Lagarde enfatizó la disposición a aumentar las compras de deuda para que todos los países que comparten el euro puedan financiarse a unas tasas bajas y no suban las primas de riesgo de países como Italia, España y Grecia.

El BCE, que mantuvo los tipos de interés en la zona del euro y los estímulos monetarios, de momento no aumenta las compras de deuda, pero va a dar a los bancos más liquidez y en mejores condiciones para que presten a las empresas y hogares.

Por ello, la entidad monetaria deja inalterados los tipos de interés en el 0 % y la facilidad de depósito en el -0,50 %, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día.

Pero ha aprobado una nueva serie de siete operaciones de liquidez a largo plazo de emergencia por la pandemia de coronavirus, que ha provocado que las bolsas europeas reaccionaron con pérdidas a estas medidas y la rentabilidad de los bonos soberanos a diez años de la zona del euro bajara. 

Las siete operaciones de financiación adicional comenzarán en mayo de 2020 y tendrán plazos de vencimiento escalonados entre julio y septiembre de 2021.

En ellas, el BCE prestará a los bancos todo lo que soliciten a un tipo de interés 25 puntos básicos inferior al tipo medio aplicable a las operaciones principales de financiación, que es ahora del 0 %.

El tipo de interés que pagan los bancos se calcula cuando vence la operación por lo que dependerá de qué ocurra con las tasas. Si no cambian, será de -0,25 %.

El BCE quiere ofrecer condiciones de financiación mejores sin tener que bajar más los tipos de interés, ni la facilidad de depósito, y ofrece liquidez a tres años, incluso, al -1 %.

De este modo, da dinero a los bancos, aunque no lo necesiten, para convencerles de que presten a las empresas y hogares.

Además de movimientos en sus tasas de interés, el BCE puede influir en los tipos de interés en el mercado con otros instrumentos sin necesidad de tocar las tasas.

Hay 3 billones de euros disponibles para los bancos a tipos de interés negativos, dijo la presidenta del BCE. Lagarde, que ofreció la rueda de prensa sola en la sede del BCE en Fráncfort (Alemania), y el vicepresidente, el español Luis de Guindos, participó de forma virtual, al no poder estar juntos en un mismo lugar para evitar contagiarse, previó que la economía de la zona del euro podría contraerse entre un 5 y un 12 % este año.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Lagarde consideró que la magnitud de la contracción dependerá "de la duración de las medidas de contención y del éxito de las políticas para mitigar las consecuencias económicas para los negocios y los trabajadores".

"En la medida en que las medidas de confinamiento se levantan gradualmente, estos escenarios prevén una recuperación en la actividad económica, aunque su velocidad y la escala sigue siendo muy incierta", apostilló la francesa. 

Lagarde recordó que la economía de la zona del euro se contrajo un 3,8 % en el primer trimestre, que sólo estuvo parcialmente afectado por la propagación del coronavirus, frente al trimestre anterior.

Esta contracción refleja el impacto de las medidas de confinamiento las últimas semanas del primer trimestre.

Pero el impacto de la pandemia será "más severo" en el segundo trimestre, porque el retroceso de la actividad económica ha sido más agudo en abril y podría llegar al 15 %, según Lagarde.

El BCE contempla una recuperación a partir de 2021, aunque su titular consideró "que es difícil predecir la duración de la recesión".

En Alemania, la mayor economía de la zona del euro, 751.000 empresas han solicitados prestaciones por reducción de la jornada de trabajo o por desempleo para 10,14 millones de personas, mucho más de lo que se preveía. 

Al mismo tiempo, reiteró, "son necesarios esfuerzos continuos y ambiciosos" a través de políticas coordinadas para la recuperación.

Lagarde recordó que la economía de la zona del euro se contrajo un 3,8 % en el primer trimestre, que sólo estuvo parcialmente afectado por la propagación del coronavirus, frente al trimestre anterior.

Esta contracción refleja el impacto de las medidas de confinamiento las últimas semanas del primer trimestre.

Pero el impacto de la pandemia será "más severo" en el segundo trimestre porque la contracción de la actividad económica ha sido más aguda en abril, según Lagarde.

El BCE mantuvo los tipos de interés en la zona del euro y los estímulos monetarios, pero va a dar a los bancos más liquidez y en mejores condiciones para que puedan prestar a las empresas y hogares.

El BCE deja inalterados los tipos de interés en el 0 % y la facilidad de depósito en el -0,50 %, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día.

Y ha aprobado una nueva serie de siete operaciones de liquidez a largo plazo de emergencia por la pandemia de coronavirus para apoyar las condiciones de liquidez.

El BCE quiere ofrecer condiciones de financiación mejores sin tener que bajar más los tipos de interés, que están al 0 %, ni la facilidad de depósito, que ya es negativa.

Además de con movimientos en sus tasas de interés, el BCE puede influir en los tipos de interés en el mercado con otros instrumentos sin necesidad de tocar las tasas.

Lagarde ofreció la rueda de prensa sola y el vicepresidente, Luis de Guindos, participó de forma virtual porque no pueden estar juntos en un mismo lugar para evitar contagiarse.

Etiquetas
Comentarios