Despliega el menú
Economía

economía

Los bancos esperan una "avalancha" de solicitudes de créditos ICO de las empresas aragonesas

Aún no se conoce la fecha para disponer del primer tramo de 2o.000 millones en avales del Estado para las compañías españolas afectadas por el coronavirus, pero la demanda actual hace augurar que se gastará pronto.

Reunión del Consejo de Ministros.
Reunión del Consejo de Ministros del martes 24 de marzo.
EFE

Las entidades financieras permanecen abiertas estos días como servicio esencial de los decretados en el estado de alarma por la pandemia del Covid-19. La atención telefónica y por internet se prioriza para evitar el riesgo de contagios. Una de las consultas que más repiten empresas y autónomos aragoneses y del resto del país tiene que ver con la línea de avales anunciada por el Gobierno para inyectar liquidez en las empresas, con un montante total de hasta 100.000 millones de euros, y que se incluyó en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes.

A la semana siguiente se concretó en otro decreto que un primer tramo se situaría en 20.000 millones de euros, a repartir entre empresas y autónomos. A falta de conocer desde qué día se pueden formalizar las operaciones, algunos bancos ya auguran una "avalancha" de solicitudes, dado el elevado interés en estas dos semanas de espera por parte de potenciales beneficiarios. Por ello, creen que se gastarán "enseguida".

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital otorga estos avales "para facilitar acceso al crédito y liquidez a empresas y autónomos para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19". Los gestiona el Instituto de Crédito Oficial (ICO), a través de sus acuerdos con las entidades financieras, que son las que cierran las operaciones con empresas y autónomos. Estas últimas son las que deciden sobre la concesión del crédito avalado al cliente "de acuerdo con sus procedimientos internos y políticas de concesión y riesgos", como explica el propio ICO.

Desde el sector empresarial aragonés se ha venido alertando de que la financiación podía llegar tarde si se retrasaba mucho, sobre todo para pymes y autónomos o que, alguna compañía, no tendría capacidad para endeudarse más. Por ello, aunque recibieron con satisfacción los avales, pedían medidas de "liquidez inmediata".

¿Para qué se pueden pedir los avales del Gobierno?

El decreto permite formalizar nuevas operaciones o renovar las ya existentes y reparte el importe de esta primera línea en dos subtramos iguales: 10.000 millones para pymes y autónomos y otros tantos para empresas de mayor tamaño. El plazo de los créditos y avales pueden ser de hasta cinco años.

La cantidad recibida tiene que dirigirse al pago de salarios, facturas, circulante y otras necesidades de liquidez, incluyendo los vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.

¿Qué empresas pueden pedirlos?

Tienen que ser empresas con sede en España, de cualquier sector y afectadas por el parón que ha provocado el coronavirus. A estos requisitos se añaden que los préstamos y operaciones hayan sido formalizados o renovados a partir del 18 de marzo; que las empresas no figuren en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019 y no estén inmersos en un concurso de acreedores.

¿Qué porcentaje del préstamo cubre el aval?

En el caso de autónomos y pymes el aval garantizará el 80% del principal de las nuevas operaciones de financiación y de las renovaciones. Para el resto de empresas se situará en el 70% en el caso de nuevas operaciones de préstamo y el 60% para renovaciones, según explica el ICO.

El aval no da cobertura al pago de intereses, comisiones u otros gastos inherentes a las operaciones. La financiación avalada no se podrá aplicar a la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios