Despliega el menú
Economía

covid-19

La Agencia del Medicamento enfría la posible fabricación industrial de respiradores en Aragón

El organismo, que depende de Sanidad, impone duras exigencias para hacerlos, aunque la planta de Opel PSA en Zaragoza ofrece disponibilidad.

Cadena de montaje del respirador OxyGEN en la planta de Seat en Martorell (Barcelona).

CEOE Aragón, en el marco de la iniciativa #AragonenMarcha, se está empleando a fondo para coordinar los ofrecimientos de las empresas de la Comunidad para hacer frente a los retos derivados de la crisis del coronavirus, entre ellos la falta de material sanitario. En este último capítulo entraba la posibilidad de fabricar de manera industrial respiradores, uno de los materiales más demandados por los hospitales, pero esto difícilmente se materializará en Aragón a tenor de las indicaciones al respecto ofrecidas por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps).

Este organismo, que depende del Ministerio de Sanidad y es la autoridad competente en todo lo relacionado con homologaciones de material y equipos médicos y sanitarios, ha enfriado la posible fabricación industrial de los respiradores en muchos sitios, según ha hecho saber a quienes coordinan actuaciones como esta en las diferentes regiones (en el caso de Aragón, la CEOE).

Aunque la patronal aragonesa ha realizado contactos con diferentes empresas para la fabricación de todo tipo de material que reclaman los hospitales y que Opel España, del grupo PSA, ha ofrecido a la CEOE su especialización en materia logística y ha puesto a disposición del Gobierno de Aragón y de las autoridades sanitarias «nuestras impresoras 3D y personal para lo que estimen oportuno», incluida la producción industrial de respiradores, esto último difícilmente se materializará.

La Agencia Española del Medicamento ha informado que solo dará luz verde a los fabricantes de respiradores que realicen testeos en animales y pruebas de compatibilidad electromagnética. Ha dicho que una vez validados los aparatos, hay que usarlos primero en el marco de los ensayos clínicos (condición, según los expertos, que dilataría el proceso). También exige la firma de un seguro de responsabilidad civil y que todo paciente que utilice el aparato en cuestión deberá firmar que lo hace bajo su cuenta y riesgo.

El Ministerio de Sanidad, en cualquier caso, ha dejado claro al hilo de esto que «son muchos los proyectos que se están mostrando en las redes sociales y que nacen del voluntarismo y la solidaridad. No obstante, su capacidad sanitaria o industrial es dudosa».

Al margen de las exigencias de la Agencia del Medicamento, en Aragón hay varias iniciativas relacionadas con la búsqueda de alternativas a los respiradores, unas coordinadas por la CEOE y otras que siguen otros derroteros. Con la patronal que preside Ricardo Mur están en contacto –para la producción de diverso material sanitario– empresas como BSH Electrodomésticos e Inycom (con su departamento de Ingeniería) o el centro tecnológico Aitiip, especializado en inyección de plástico, que hoy mantiene una actividad mucho más reducida que la habitual, solo la relacionada con productos para luchar contra el Covid-19.

Muy activa en este escenario está la empresa zaragozana Dynamical 3D, que produce máquinas de fabricación aditiva (3D). La compañía que dirige Pablo Murillo ha convertido máscaras de ‘snorkel’ de Decathlon (de las que se utilizan para bucear) en mascarillas para respiradores –gracias a la impresión 3D de una válvula– que ha enviado al hospital Royo Villanova. Ante tal avalancha de demanda de material, esta empresa anunció ayer que donará 2.000 pantallas a tres hospitales de Zaragoza (el Clínico, el Miguel Servet y el propio Royo Villanova).

La participación de la planta de Opel en Figueruelas en la fabricación de material sanitario, hubiese podido parecerse a la que ya realiza la factoría de automóviles de Seat en Martorell. En la cadena de montaje donde semanas atrás se ensamblaba el Seat León se están produciendo hoy respiradores asistidos con destino a hospitales y otros centros sanitarios. En Estados Unidos, asimismo, el presidente del país, Donald Trump, invocó la Ley de Producción de Defensa para obligar a General Motors a producir respiradores para hacer frente a la expansión del coronavirus.

Etiquetas
Comentarios