Despliega el menú
Economía

Trabajo pide disculpas por la tardanza en publicar el decreto para suspender actividades no esenciales

La ministra ha negado la improvisación de las medidas tomadas y asegura que se tomarán este martes muchas más.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha pedido disculpas este lunes por la "tardanza" con la que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE), minutos antes de la media noche, el real decreto para suspender las actividades no esenciales, en el que se especificaba qué empleados debían de dejar de acudir a sus puestos de trabajo. En este sentido, ha reconocido que generó "intranquilidad" en algunos sectores.

"Soy consciente de que muchos sectores empresariales estaban preocupados por saber hasta dónde y cómo les afectaba la medida y yo desde aquí pido disculpas", ha afirmado en una entrevista en Antena 3. 

Posteriormente, en declaraciones a La Sexta, la ministra ha vuelto a pedir disculpas "por la tardanza", y ha achacado ese retraso en la publicación a cuestiones "técnicas", y no "jurídicas". Además, ha asegurado que la medida "no generó ninguna discusión" dentro del Gobierno y ha negado "improvisación".

"Pero sí es cierto que el carácter técnico de la definición de muchos sectores requirió un poquito de tardanza. Pido disculpas porque sé perfectamente la intranquilidad que había legítimamente en muchos sectores", ha enfatizado.

En todo caso, ha defendido la necesidad de adoptar esta medida, "para mejorar y salir cuanto antes de esta crisis en sentido económico y en sentido social". "No tenemos ninguna herramienta más que confinarnos, aunque es durísimo, somos consciente", ha remachado.Economía.

"No acepto la crítica de improvisación porque no hemos parado de trabajar"

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha negado este lunes "improvisación" por parte del Gobierno en la decisión de suspender las actividades no esenciales, aunque sí ha pedido disculpas por la tardanza con la que se publicó ayer la medida en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

"No acepto la crítica de improvisación porque no hemos parado de trabajar. Desde luego, no hay improvisación, pero son medidas muy complejas y la medida adoptada ayer nos ha llevado mucho tiempo pulirla en términos jurídicos y hacer un trabajo de filigrana para acertar en cuáles son las actividades mínimas indispensables (...) Soy consciente de que muchos sectores empresariales estaban preocupados por saber hasta dónde y cómo les afectaba la medida y yo desde aquí pido disculpas", ha señalado.

Este martes, nuevas medidas

Díaz, en declaraciones ha avanzado que este martes se aprobarán nuevas medidas en el Consejo de Ministros ante la crisis del Covid-19, pero no ha dado detalles. La semana pasada, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, adelantó que esta semana se aprobarían medidas relacionadas con el pago del alquiler. Tampoco se descarta que el Gobierno apruebe una ayuda para empleadas de hogar, ya que no tienen derecho a paro.

La ministra ha reconocido que las medidas de confinamiento que está adoptando el Ejecutivo son "muy duras", pero ha insistido en que el único objetivo que se persigue es reducir los contagios del coronavirus.

"Hemos constatado que cuando tenemos el nivel de paralización económica del fin de semana se paralizan los contagios (...) Necesitamos el confinamiento casi absoluto, porque no hay otra herramienta para bajar la curva de contagios", ha explicado.

Díaz ha indicado que parar la actividad no esencial, como las obras, es una "medida sensata" que además se estaba reclamando desde la oposición. En cuanto a si esto afecta a empleadas de hogar y conserjes, la ministra ha dicho que hay que hacer un esfuerzo para quedarse en casa estas dos semanas y que le consta que muchos conserjes ya no están yendo a trabajar. 

Preguntada por si no sería más fácil que el Ejecutivo "hibernara" el pago de impuestos, Díaz ha afirmado que las medidas del Gobierno "tienen que tener la lógica de un Estado del Bienestar".

En este sentido, ha señalado que las grandes empresas tienen que hacer sacrificios, al igual que los trabajadores, ya que muchos se han tenido que reducir su jornada laboral para poder cuidar de sus hijos o de personas mayores y han visto reducido así su salario. "Son situaciones de excepcionalidad", ha resumido.

Díaz ha defendido además la importante movilización de recursos públicos que se está llevando a cabo para paliar la crisis, equivalentes a varios puntos del PIB, y vería "injusto" que se dijera que el Estado no está aportando dinero para combatir la enfermedad ni sus consecuencias económicas y sociales.

LEA TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS

Etiquetas
Comentarios