Despliega el menú
Economía

Endesa refuerza la seguridad en el suministro eléctrico en Aragón

La compañía Endesa ha tomado las medidas de seguridad a su alcance en el centro de control de la red eléctrica que tiene en Zaragoza para asegurar la calidad del servicio eléctrico en la Comunidad.

Fachada de la sede social de Endesa.
Fachada de la sede social de Endesa.
Juan Carlos Hidalgo/EFE

La compañía Endesa ha tomado las medidas de seguridad a su alcance en el centro de control de la red eléctrica, que tiene en Zaragoza, para asegurar la calidad del servicio eléctrico en Aragón ante el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Endesa cuenta con centros de control en todos los territorios donde opera como distribuidora (Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña y Extremadura), centros que constituyen los puntos neurálgicos del sistema eléctrico desde donde se controla y supervisa la transformación y la distribución de la energía eléctrica desde la red de transporte hasta su consumo final durante todas las horas y días del año.

En el caso del centro de control de Endesa en Zaragoza se opera la red de distribución eléctrica de Aragón, compuesta por 4.411 kilómetros de líneas de alta tensión, 14.155 kilómetros de líneas de media tensión y 11.301 kilómetros de líneas de baja tensión; 302 subestaciones y 10.198 centros de transformación, informa la compañía en un comunicado. En la Comunidad, Endesa cuenta con 942.285 clientes a los que distribuye 17.987 gigavatios hora año.

Debido a la situación excepcional del estado de alarma, la compañía implementó un Plan Operativo de Emergencia para asegurar el desempeño de estos centros de control con medidas como su duplicación, activando espacios gemelos desde donde se puede gestionar la red en paralelo; la interoperabilidad de los diferentes centros y puestos, para compartir la gestión desde diversos puntos o la separación en grupos de los empleados para prevenir posibles contagios.

También, dado que constituyen un punto esencial dentro del sistema eléctrico, estos centros cuentan con una serie de medidas de protección orientadas a garantizar su funcionamiento mediante conmutación automática, con más de una fuente eléctrica para conmutarlas en caso necesario; Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI), a través de baterías y otros elementos almacenadores de energía, y grupos electrógenos que entran en funcionamiento si el corte de alimentación persiste.

De este modo, desde los centros de control se está llevando a cabo un exhaustivo trabajo de supervisión y monitorización de las más de 19.500 kilómetros de líneas de Alta Tensión, 115.900 km líneas de Media Tensión, 1.275 subestaciones o 151.700 centros de transformación que conforman la red de Endesa para poder dar una respuesta inmediata si surge cualquier imprevisto.

Además, estos centros de control están conectados directamente con el centro de atención telefónica de Endesa, donde llegan los avisos de los clientes que han notado algún problema en sus suministros, para poder ofrecer así una gestión unificada de todos los recursos de la compañía.

En esta línea, estos centros de control ofrecen también un servicio de información técnica para los municipios con el fin de coordinar con los servicios técnicos de los ayuntamientos la gestión de las posibles incidencias, así como para los servicios de emergencia locales y regionales y para las fuerzas de seguridad del Estado. 

Etiquetas
Comentarios