Despliega el menú
Economía

El BCE mantiene los tipos de interés e inyecta 120.000 millones de euros para luchar contra el coronavirus

El Banco Central Europeo ha decidido llevar a cabo más operaciones de liquidez a largo plazo temporalmente para mejorar la economía real

Pedro Sánchez, Emmanuel Macron y Christine Lagarde durante la segunda jornada de la cumbre de la UE en Bruselas.
Pedro Sánchez, Emmanuel Macron y Cristina Lagarde durante la segunda jornada de la cumbre de la UE en Bruselas.
Efe/Epa

El Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener los tipos de interés en la zona del euro, comprar más deuda y garantizar suficiente liquidez en la zona del euro y apoyar a las pymes ante la pandemia por el coronavirus, que ha causado el desplome de los mercados de valores de todo el mundo desde hace días.

El BCE informó tras una reunión del Consejo de Gobierno de que mantiene todos sus tipos de interés.

La entidad deja inalterados los tipos de interés que cobra a los bancos por el exceso de reservas a un día (la facilidad de depósito), en el -0,50 %, los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, que son las subastas semanales, en el 0 %, y las tasas que cobra a los bancos por prestarles a un día (la facilidad marginal de crédito) en el 0,25 %.

Además, el BCE va a comprar deuda adicional de la zona del euro por valor de 120.000 millones de euros hasta finales de año, "asegurando una fuerte contribución" del programa de compras de bonos del sector privado.

Estas nuevas compras de deuda en combinación con las ya existentes apoyarán unas condiciones de financiación favorables para la economía real en momentos de aumento de la incertidumbre.

También va conducir más operaciones de liquidez a largo plazo temporalmente y mejorar las condiciones de las que ya había aprobado para que el sistema financiero tenga suficiente liquidez ante la crisis que ha generado la pandemia de coronavirus.

El BCE quiere "proporcionar un apoyo de liquidez inmediato al sistema financiero de la zona del euro, aunque no ve signos materiales de tensiones en los mercados de dinero, ni escasez de liquidez en los sistemas bancarios".

La entidad dará a los bancos toda la liquidez que soliciten en las nuevas operaciones de liquidez a un interés similar a la tasa a los depósitos bancarios, que es ahora del -0,50 %.

Estas operaciones cubrirán el periodo de tiempo hasta la subasta a largo plazo que ya estaba prevista para junio de este año.

Las subastas de refinanciación a largo plazo que estaban previstas entre junio de 2020 y junio de 2021 tendrán ahora unas condiciones más favorables. "Estas operaciones apoyarán el préstamo bancario a los más afectados por el brote de coronavirus, especialmente a las pymes".

El tipo de interés de esas operaciones entre junio de este año y junio del próximo año será 25 puntos básicos por debajo de la tasa de interés de las subastas semanales, que es ahora del 0 %, por lo que será del -0,25 %.

Para los bancos que presenten mucho el BCE ofrecerá una tasa más baja y hasta junio de 2021 puede ser de 25 puntos por debajo de la facilidad de depósito, es decir del -0,75 %.

El Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés "continúen en los niveles actuales, o en niveles inferiores", hasta que observe que las perspectivas de inflación se sitúan en un nivel algo por debajo del 2 % y que esto se refleje también en la evolución de la inflación subyacente de forma consistente.

Lagarde comparó esta semana la crisis que ha causado el coronavirus con la crisis financiera de 2008 e instó a los líderes políticos europeos a actuar. El BCE comprará deuda de la zona del euro "durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos oficiales" y espera que finalicen poco antes de que comience a subir los tipos de interés oficiales.

El BCE compra desde noviembre deuda pública y privada de la zona del euro a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros. El Consejo de Gobierno prevé seguir reinvirtiendo íntegramente el principal de los bonos adquiridos que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés.

Los analistas esperan que el BCE revise a la baja sus previsiones de crecimiento e inflación.En diciembre el BCE pronosticó un crecimiento del 1,1 % en 2020 y del 1,4 % en 2021 y 2022, con una inflación del 1,1 % este año; del 1,4 % el próximo, y del 1,6 % en 2022.

Tras haberse desplomado el lunes, las bolsas europeas caían hoy de nuevo con fuerza después de la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender todos los viajes desde Europa a EEUU.

Etiquetas
Comentarios