Despliega el menú
Economía

banca

"Podría comprar un piso para mi hijo con lo que voy a pagar de más por el IRPH"

Julia es una de las afectadas por el tipo de interés aplicado a miles de hipotecas que la justicia europea ha declarado este martes que se comercializó de forma poco transparente. Adicae calcula que de media se pueden llegar a reclamar hasta ahora 30.000 euros.

Icíar Gardeta, técnico de Adicae y la abogada Susana Tirado, este martes.
Icíar Gardeta, técnico de Adicae, y la abogada Susana Tirado, este martes.
Heraldo.es

Julia, de 55 años, firmó la hipoteca de su piso en 2005 sin saber que el interés que abonaba cada mes dependía de un índice llamado IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios). "Firmamos por confianza con un empleado del banco, en el que llevábamos muchos años", ha explicado este martes en la sede de la asociación Adicae de Zaragoza, a la que se ha acercado tras conocerse la decisión de la Justicia Europea de que pudo haber falta de transparencia en su comercialización. Ella no se dio cuenta de que algo pasaba con su hipoteca hasta que vio que a sus conocidos les iba bajando cuando empezó a descender el euríbor, pero a ella no. "Veíamos que pagábamos mucho". Por eso, cuando comenzó a hablarse de cláusulas suelo pensó que podía ser ese el problema, pero al acudir a la citada asociación le explicaron que ese no era su caso, sino el interés que le aplicaban.

Ahora que sabe que puede acudir a los tribunales con el respaldo de la justicia europea está dispuesta a seguir adelante. "Me quedan todavía 20 años por pagar por lo que al final vamos a pagar el doble. Podía comprar otro piso para mi hijo con lo que voy a pagar de más", ha lamentado, con indignación. "Seguiremos luchando para que nos den lo que nos corresponde", ha dicho, decidida. 

Miles de afectados en Aragón

En Aragón se calcula que hay miles de hipotecas que incluyen el IRPH. Algunas estimaciones hablan de unas 10.000, pero el número exacto y su impacto en el sector no se conoce aún ni en la comunidad ni en España. Se calcula que se aplicó a más o menos el 10% de las hipotecas en España, alrededor de un millón o 1,5 millones de familias que podrían recuperar de media entre 18.000 y 30.000 euros, según los cálculos recogidos por la asociación de consumidores Adicae, sumados los intereses de demora. Todos ellos firmaron "un índice raro, más que un perro verde, opaco y difícil de entender", ha denunciado este martes Manuel Pardos, presidente de la citada organización. "Ha tenido que ser Europa la que una vez más imponga a la justicia española un criterio razonable", recordando lo sucedido con otros casos como el de las cláusulas suelo, con el que lo comparó.

Ha asegurado que "era una forma de ganar más dinero" la banca. "Se vendió con total engaño y de forma no transparente en prácticamente todos los casos", ha asegurado Icíar Gardeta, técnico de la asociación. "Se decía que era una cláusula más estable que el euríbor pero este nunca superó al IRPH". Este índice se ha mantenido en el 2% mientras el euríbor ha ido bajando hasta estar en negativo (en el -0,288%) en febrero.

Pardos ha pedido que los bancos "entren en razón" y que no hagan a los miles de afectados "ir de uno en uno y con su hipoteca en los dientes a la justicia porque con eso la banca sabe que va a disuadir al 80%". La sentencia europea sirve de base para reclamar, pero los tribunales españoles decidirán en cada caso si se informó correctamente al cliente. La asociación ha hecho un llamamiento  a todos los consumidores afectados para "que no renieguen" del dinero que les corresponde.

Ha reconocido que el impacto de las reclamaciones "solo lo sabe la banca y el Banco de España, que lo podía decir en vez de tener a toda la ciudadanía con el misterio de a cuántos afecta y cómo afecta y tolerando que circulen ‘fake news’ financieras". De ahí que los cálculos del dinero hipotecado en este índice van desde 3.000 a 44.000 millones de euros

Intentar un acuerdo extrajudicial

Desde los servicios jurídicos de la asociación se ha aclarado que el cambio del índice "no es automático" por lo que los consumidores tendrán que reclamarlo por vía judicial y, como en otros casos, han aconsejado dirigirse primero al banco para intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial.

En este sentido, Susana Tirado, abogada de Adicae en Zaragoza ha alertado de que si a partir de ahora "hay llamadas del banco para sustituir el índice, antes de firmar cualquier cosa que acudan a asociaciones" a informarse, para evitar que ocurra como las rebajas en las cláusulas suelo pactadas en novaciones con las que salían perjudicados los clientes y que también se están cuestionando en Europa. 

Además, destacan que la sentencia permite que se pueda sustituir el índice sin tener que anular la hipoteca, que resultaría perjudicial para el consumidor, ya que tendría que devolver el dinero pagado hasta ahora para recuperar los intereses abonados de más.

"Si se hacen reclamaciones en masa puede ser un varapalo para la banca", ha asegurado, pero "serán los jueces al final los que puedan decidir que es una cláusula abusiva por falta de transparencia", ha aclarado. 

Etiquetas
Comentarios