Despliega el menú
Economía

agricultura

6.000 hectáreas de vida útil es el límite de una cosechadora antes de arder

Las cosechadoras con más de probabilidad de arder son máquinas con una antigüedad media de 15 años, una potencia de 286 caballos y que trabajan de media 548 hectáreas cada año.

COsechadora cosechando cereal. Foto Antonio Garcia. 25-06-03 TE_cosechadora 2.jpg
Una cosechadora, en un campo de cereal de Teruel.
Toni García / Heraldo

Un estudio ha revelado que las cosechadoras de cereales aumentan el riesgo de sufrir un incendio cuando alcanzan las 6.000 hectáreas trabajadas a lo largo de su vida útil, un límite que ya han superado un 11 % de las máquinas que se utilizan en España.

El informe, elaborado por un equipo conjunto de la Universidad Pública de Navarra y la de Zaragoza, se ha presentado este miércoles en la 41 edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA) que se celebra en Zaragoza.

De acuerdo al análisis realizado, el perfil de las cosechadoras con más de probabilidad de ser afectadas por el fuego corresponde a máquinas con una antigüedad media de 15 años, una potencia de 286 caballos y que trabajan de media 548 hectáreas cada año.

Además, el estudio también ha permitido determinar que el motor y la salida de gases es la zona de la cosechadora donde se originan en más ocasiones los incendios, con un 32 % de las veces, seguido de la barra de corte, causante del 31 % de los problemas.

El estudio también ha revelado que el 48,5 % de los incendios de cosechadoras coinciden con los momentos del día en el que las temperaturas son más altas, principalmente entre las 14.00 y las 16.00.

En ese sentido, el documento explica que el aumento de la temperatura ambiental es uno de los factores que provoca que los colectores de escape de las máquinas alcancen los 250 grados centígrados, un límite que constituye un alto riesgo de incendio.

De acuerdo a los datos presentados en el estudio, un 3,18 % de los incendios que se producen en España tienen como causa el fuego provocado por fallos en los motores y las máquinas agrícolas.

Para realizar a cabo el informe, se ha realizado un análisis del Registro Oficial de Maquinaria Agrícola (ROMA) de España, varios estudios experimentales, así como encuestas a un total de 275 trabajadores agrícolas.

Etiquetas
Comentarios