Despliega el menú
Economía

economía

La exportación es ya el 85% del negocio de MP, que apuesta por el ascensor conectado

El grupo Macpuarsa, con fábricas en Zaragoza y Sevilla, facturó 136 millones al cierre de 2019.

Un operario, en las instalaciones de MP en el polígono zaragozano de Malpica.
Un operario, en las instalaciones de MP en el polígono zaragozano de Malpica.
Guillermo Mestre

Ascensores que ofrecen un mayor nivel de conectividad mediante la monitorización de datos y que permiten a administradores y propietarios realizar telemantenimiento. Es la apuesta de la empresa MP (Macpuarsa) Ascensores, que tiene ya 3.000 ascensores conectados repartidos por el mundo. Los fabrica en las dos plantas totalmente renovadas que tiene en Zaragoza y Sevilla. «Estamos haciendo una fuerte inversión en análisis de datos para predecir averías antes de que ocurran», explica Eugenio Barroso, consejero delegado del grupo andaluz. El primer objetivo es que el ascensor «no se pare», y el segundo, «convertirlo en un espacio distinto con una estética renovada y pantallas que den información a través de reconocimiento facial o de voz», añade.

MP, que se convirtió en 1994 en fabricante de ascensor completo tras integrar a la aragonesa Puarsa Puertas Aragón, facturó 136 millones en 2019, una cifra similar al año anterior. La exportación supone ya el 85% de lo que produce y es Europa (Francia, Holanda, Alemania, Polonia, Rumanía, Chequia) el principal mercado, pero también África, Oriente Medio, América y Asia.

Diferenciarse por la tecnología ha hecho de MP un grupo especializado en hacer ascensores a medida para instalaciones muy complejas. Es el caso de los que están fabricando para el ITER (‘International Thermonuclear Experimental Reactor’) en Caradache (Francia), ideado para albergar el reactor experimental Tokamak. «Llevamos tres años. Les hemos construido doce ascensores, 2 de ellos montacargas con capacidad para 12.000 kgs, de gran dificultad técnica, pues tienen que ser aptos para soportar seísmos de categoría 3 y campos magnéticos generados por el reactor», reconoce Barroso.

«No es producción seriada lo que hacemos», añade por su parte José Ángel Conchello, director técnico de la empresa, «sino que buscamos dar soluciones a nivel mundial». De hecho, MP resultó también adjudicataria de los 12 ascensores para el centro de investigación de neutrones, denominado ‘European Spallation source’, ubicado en Suecia, ya ejecutado, en el que participaron 17 países y que supuso la mayor inversión en la historia de ese país, con un coste de 1,6 billones. Estos proyectos tan relevantes los comparten las dos fábricas de MP, ya que Zaragoza y Sevilla son complementarias. En la planta de Malpica hacen toda la parte mecánica de puertas semiautomáticas, chasis y cabinas del ascensor, y la de Calonge (Sevilla) se ocupa más todo el componente electrónico y los elementos de tracción. «Ningún proyecto es igual a otro. Hacemos trajes a medida», subraya Conchello. Una diferenciación que requiere de continuas inversiones, recuerda Barroso, el máximo responsable del grupo: «2019 ha supuesto terminar toda la renovación industrial: durante 2017-2018 reunimos en una nueva planta en Malpica, lo que teníamos repartido en dos naves en Utebo y la Puebla de Alfindén y un almacén en Pedrola. Después levantamos la nueva planta sevillana en Calonge que tiene torre de pruebas». El pasado año, apostilla, se ha mantenido el nivel de inversión de 2,5 millones destinados a desarrollo de productos y mejora de procesos sobre todo para «ganar en conectividad y en productividad».

Volcados en la exportación, ya que el mercado nacional representa solo el 15% en ventas, MP alcanzó en 2019 una producción de ascensores completos de casi 5.000 unidades, la mayoría a medida. «Los hacemos a la carta no solo para los espacios existentes en los edificios sino que los adaptamos a los requerimientos técnicos de los arquitectos e ingenierías», indica el consejero delegado. Además, abordaron la modernización de otros 1.500 ascensores existentes.

La previsión este año pasa por crecer un 5%, anticipa Eugenio Barroso. «Tenemos las instalaciones preparadas y dimensionadas. Nuestra capacidad instalada es de 10.000 ascensores y estamos produciendo 6.500», afirma. Y proyectos tienen. Junto al de ITER en Francia, aún sin acabar, y el centro de investigación en Suecia, han realizado también el ascensor panorámico circular para uno de los proyectos estrella del gobierno de Filipinas que el es ‘Arbol de la vida’ del Museo de Historia Natural de Manila. También otro ascensor panorámico para las oficinas centrales de Bim Group en Vietnam o los 679 elevadores que están realizando para el complejo residencial Gardenia para militares en El Cairo (Egipto). También se hicieron con el mantenimiento de los ascensores fabricados para el cuartel de la OTAN en Bruselas. En España trabajan para otros proyectos como el complejo comercial Way que abrirá en junio en Sevilla para el que fabrican varias escaleras mecánicas, ascensores y montacargas.

Joaquín Álvaro, director de la planta de MP Zaragoza, asegura que están preparados para todo tipo de retos desde ascensores para torres solares, parques eólicos, barcos, aeropuertos, hospitales y edificios militares que precisan de altísima seguridad.

Logística

Fue en 2017, recuerda el directivo de Macpuarsa José Angel Conchello, cuando hicieron el traslado a Malpica. «Se hizo sin dejar de producir y hemos ganado en luz, espacio–2.500 metros cuadrados de oficinas y 25.000 de planta– y mejora de procesos al haber incorporado el ‘lean manufacturing’ basado en la mejora continua», comenta. En la nueva fábrica trabajan unas 242 personas y hay un gran departamento de ingeniería (entre 70 y 80 profesionales) que diseña los ascensores como si fueran trajes a medida. Zaragoza se encarga de la parte mecánica del ascensor (puertas, cabinas y chasis) y Sevilla, donde trabajan 356 operarios del pequeño componente electrónico y de la piezas de tracción, pero «toda la distribución del ascensor se hace desde Zaragoza», subraya Conchello: «Todas las piezas llegan aquí donde se configura el ascensor y se envía a destino», indica.

Las dos plantas son extensivas en un grupo que emplea a 1.090 personas, la mitad fuera de España, en un sector «maduro con fuerte crecimiento en Asia y algo más suave en Europa», concluyó el consejero delegado de MP, Eugenio Barroso.

Etiquetas
Comentarios