Despliega el menú
Economía

CEOE y Cepyme apoyan la protesta convocada para este martes por los agricultores en Zaragoza

Con la concentración, que se realizará en Plaza, el sector exigirá precios que garanticen su rentabilidad y una PAC justa.

Protesta con tractores de los agricultores aragoneses en 2010.
Foto de archivo de una protesta con tractores de los agricultores aragoneses
Antonio García

Los agricultores y ganaderos aragoneses no estarán solos en la concentración convocada por las organizaciones agrarias UAGA, Araga, Asaja y UPA en Zaragoza. La confederación de empresarios de Aragón (CEOE) y la confederación de la pequeña y mediana empresa en la Comunidad (Cepyme) han mostrado su apoyo a esta movilización con la que el sector exige medidas urgentes para responder a la complicada situación que vive el sector por la falta de rentabilidad de las explotaciones familiares.

"CEOE Aragón quiere dar su respaldo a la reclamación de abordar las necesidades del sector de forma global y coordinada entre las diversas administraciones y ámbitos implicados", señalan desde la organización que lidera Ricardo Mur. Un apoyo que la patronal justifica destacando que el sector agrario es, junto con la actividad transformadora de la industria alimentaria, un pilar fundamental de la economía aragonesa pero también una actividad de "importancia estratégica" tanto por su potencial de crecimiento como por su centralidad para la demografía, el equilibrio y la vertebración territorial.

Señala además la patronal aragonesa que el sector agroalimentario está siendo uno de los más afectados por las políticas proteccionistas y de restricción comercial que están resurgiendo a nivel internacional. Y recuerda que los profesionales agrarios se ven obligados a realizar su actividad en un contexto de escasos márgenes y dificultades de rentabilidad, al que hay que sumar "las decisiones en el ámbito salarial que el sector está asumiendo con grandes dificultades".

Son todas estas las razones por las que la Confederación de Empresarios de Aragón considera "imprescindible" trabajar con el sector, el conjunto de la cadena agroalimentaria y las administraciones, tanto nacional como autonómica y locales, "para buscar vías de actuación que contribuyan a la rentabilidad de la actividad agraria, el relevo generacional y la innovación del sector".

Cepyme Aragón también ha querido mostrar "su total apoyo" las organizaciones agrarias convocantes y al proceso de movilizaciones previsto que se inicia hoy, no solo en Zaragoza, sino en otras ciudades del territorio nacional.

La organización empresarial que preside Aurelio López de Hita insiste en su "total respaldo" a las reivindicaciones de los agricultores y los ganaderos "que actualmente enfrentan a serios problemas estructurales que ponen en riesgo la supervivencia de sus explotaciones debido a problemas de rentabilidad por desequilibrios en la cadena alimentaria".

Y aún más, la organización que defiende los intereses de las pequeñas y medianas empresas aragonesas ha unido también su voz a la del sector agrario aragonés para solicitar que las competencias de Desarrollo Rural sigan alojadas en el Ministerio de Agricultura y no se trasladen a la vicepresidencia para la Transición Ecológica, una posibilidad que mantiene en alerta al sector.

¿Quién te dará de comer?

La protesta convocada este martes en Zaragoza en unidad de acción por las cuatro organizaciones agrarias forma parte de un movimiento nacional, liderado por las tres organizaciones mayoritarias -COAG, Asaja y UPA- para "lanzar un contundente mensaje" tanto a las administraciones como a la sociedad en general y advertir que sin una agricultura rentable ‘¿Quién te dará de comer mañana?’, lema de la movilización.

Desde las 8.00 y hasta mediodía (12.00) los agricultores -los convocantes esperan que la respuesta sea masiva- se concentrarán en el entorno de la rotonda que da acceso a la plataforma logística de Zaragoza, primer emplazamiento previsto para la protesta.

En concreto se dispondrán -un informe de la Guardia Civil desaconsejaba el lugar solicitado por los problemas de seguridad que podría ocasionar al tráfico rodado- en el aparcamiento de Plaza Imperial y otra zona situada frente a la empresa ‘Embargos a lo bestia’. Unos emplazamientos que no son del agrado de los convocantes -que no descartan cortes intermitentes de la carretera- pero que terminaron por aceptar ante la imposibilidad de buscar alternativas por el escaso margen de maniobra temporal con el que contaban.

La protesta servirá para denunciar la difícil situación que atraviesan las explotaciones familiares, amenazadas por los bajos precios y la "desidia y el desinterés" de las administraciones. Exigirán unas cotizaciones dignas para sus producciones y una política agraria que ponga en el centro a los profesionales del sector. Demandará una simplificación de la "asfixiante" burocracia y una apuesta por el sector que se plasme en los presupuestos.

Etiquetas
Comentarios