Despliega el menú
Economía

negociación del ERE

El comité de empresa exige a Schindler que el cierre sea parcial y no total

Vuelve a decir ‘no’ al ERE que pretende deslocalizar la producción y convoca este sábado, día 1, la asamblea que venían reclamando algunos trabajadores desde el pasado 15 de enero en que la empresa comunicó el despido de 119 trabajadores y el cierre del centro de producción de Zaragoza. 

Imagen de archivo de 2017 de la planta de Schindler en el polígono Empresarium de Zaragoza
Imagen de archivo de 2017 de la planta de Schindler en el polígono Empresarium de Zaragoza.
E. N.

Que no se lleven toda la producción de Zaragoza, que «el cierre sea al menos parcial y no total».  Es la petición que realizó ayer el comité de empresa de Schindler a los representantes de la dirección de la compañía en la segunda reunión que mantuvieron en el hotel Hiberus. «Nos han dicho que no hay marcha atrás, que la decisión esta tomada, pero aún así les hemos pedido que trasladaran al comité de dirección de Schindler en Europa nuestra demanda de que el cierre de la actividad productiva no sea total», manifestó José Antonio Dieste, presidente del comité de empresa. «Si una parte de los afectados pudiera seguir trabajando, ya podríamos hablar de recolocaciones para el resto y salidas negociadas para los mayores de 55 años», avanzó. 

No obstante, recordó, habrá que esperar al viernes para ver qué respuesta traen. Mientras tanto, fuentes de Schindler negaron que se trate de una deslocalización e insistieron que «el 60% de los componentes que fabrica la planta de Zaragoza, excepto los elementos de seguridad, dejarán de producirse y por eso reducen la oferta fabril». Además, dijeron, «se queda toda la parte de tecnologías de información, los centros de formación de montaje e ingeniería y la compañía sigue manteniendo la sede social y fiscal». Schindler obtuvo en 2018 un beneficio de 72 millones y volvió a mejorar sus resultados respecto al año anterior.

Previa a la reunión entre las partes, el comité de empresa tuvo la suya propia en la que, en un ambiente bastante bronco con votación incluida, se desestimaron las más de 45 firmas recogidas en la asamblea convocada este pasado sábado por uno de los sindicatos integrantes del comité para pedir un asesor externo en la negociación del ERE, la convocatoria de una asamblea ya y el inicio de protestas. Dieste señaló que «se ha considerado que con los asesores sindicales es suficiente y que debíamos esperar a tener más información el viernes antes de convocar a asamblea a los trabajadores».

Sigue la negociación y con el paso de los días crece el malestar entre los 119 afectados por el ERE que temen perder un puesto de trabajo en el que muchos llevan más de 25 años. La empresa quiere tener cerrada la fábrica en abril.

Etiquetas
Comentarios