Despliega el menú
Economía

economía

Edelvives amplía su negocio con una línea de servicios logísticos en una nave en Épila

La editorial invierte 4,5 millones en ese proyecto y en otro de encuadernación en La Puebla de Alfindén.

[[[HA REDACCION]]] imagenes_edelvives_5_a932ef27.jpg
El viepresidente Aliaga, con Javier Cendoya, director general de Edelvives.
DGA

El grupo editorial aragonés Edelvives ha cerrado el ejercicio 2019 y comenzado el 2020 con importantes novedades. La compañía ha llevado a Épila a una nave de 8.000 metros cuadrados ya edificados –con un terreno adicional para ampliar la instalación hasta los 35.000 metros cuadrados– un proyecto destinado a prestar servicios logísticos a otras empresas en el que están trabajando ya unas 10 personas. Edelvives Supply Chain es la nueva línea de negocio de la firma zaragozana, que busca «externalizar servicios para otras empresas editoriales», según explicó ayer Javier Cendoya, su director general. La instalación ya está en marcha desde finales de diciembre y de fructificar negociaciones que están en marcha, precisó el directivo, en esa sede de Épila podrían trabajar hasta 30 personas, lo que exigiría realizar nuevas contrataciones. «Podemos ser los distribuidores de otros y, en el mejor de los casos, incluso sus impresores», indicó. La instalación, apuntó también, podría estar abierta las 24 horas del día.

Edelvives, por otro lado, está poniendo en marcha otro ambicioso proyecto, en este caso en La Puebla de Alfindén, especializado en la impresión bajo demanda, ampliando así este tipo de trabajo con encuadernación en tapa dura. Ahí estará funcionando en próximas semanas una nave (alquilada) de 1.500 metros cuadrados que ha requerido un importante desembolso en nueva maquinaria. La idea es que ahí trabajen unas 25 personas.

Las dos iniciativas de la firma editorial vinculada a los Hermanos Maristas suman inyecciones económicas por unos 4,5 millones de euros, señaló Cendoya. Se trata de cerca de un tercio del total de las inversiones previstas por Edelvives para 2019, que rondaban los 12 millones de euros (1,1 millones para nueva maquinaria, 1,6 millones para nuevos desarrollos digitales, 7,2 millones para proyectos editoriales y 2,1 millones para nuevas adquisiciones).

La facturación

De estos y otros proyectos habló ayer Cendoya con el vicepresidente y consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, a quien también dio cuenta del positivo balance del ejercicio 2019. A falta de cerrar definitivamente las cuentas, el director general de Edelvives indicó a este diario que la compañía registrará un volumen de facturación «muy por encima» de los 105,2 millones de euros registrados en 2018.

El grupo editorial, por otro lado, sigue adelante con su estrategia de internacionalización, que va más allá de su destacada presencia en países como México (donde compró la editorial Progreso) o Argentina. En septiembre pasado, la compañía selló una alianza clave con la editorial nipona Gakken para implementar sus plataformas educativas digitales en Japón, objetivo en el que quiere avanzar a lo largo de 2020.

La positiva evolución del acuerdo firmado en 2016 con Google for Education ha hecho fuerte a la editorial zaragozana de cara a afrontar nuevas iniciativas. De hecho, fue en una sede en Singapur de este gigante estadounidense donde se firmó la alianza con Gakken, que pasa por adaptar las soluciones digitales impulsadas por Edelvives a la cultura y al currículum japonés. El grupo aragonés, se informó en septiembre pasado, prevé enriquecer su apuesta Steam (vinculada a ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) con proyectos de éxito de la editorial Gakken.

Etiquetas
Comentarios