Despliega el menú
Economía

medio ambiente

"La UE necesita a los países del sur del Mediterráneo para cumplir sus objetivos en 2030"

La zaragozana Blanca Moreno-Dodson, del Banco Mundial, pide más cooperación regional contra el cambio climático.

Blanca Moreno-Dodson, en la Cumbre del Clima, en Madrid.
Blanca Moreno-Dodson, en la Cumbre del Clima, en Madrid.
Heraldo

"Esto ya no es un diálogo solo de ecologistas. La evidencia científica demuestra que hay urgencia". Con estas palabras valoró la zaragozana Blanca Moreno-Dodson, economista del Banco Mundial, las aportaciones de expertos y el debate generado en la Cumbre del Clima celebrada las últimas dos semanas en Madrid. Como directora del Centro para la Integración en el Mediterráneo (CMI, por sus siglas en inglés), filial del organismo internacional de Washington con sede en Marsella (Francia), hizo hincapié en una presentación en la sede de Ifema, ayer, en la importancia del diálogo que deben mantener países del Norte y del Sur para hacer el frente al gran desafío que tenemos por delante, el de la defensa del medio ambiente.

"La Unión Europea necesita a los países del sur del Mediterráneo para cumplir el objetivo de reducir un 40% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2030", señaló a este diario Moreno-Dodson minutos antes de presentar en la COP25 un informe sobre el alcance de la producción de energías renovables para abastecer las necesidades de países europeos y la aportación que pueden dar países como Túnez o Marruecos. El estudio propone la unión del mercado de la energía eléctrica de la región mediterránea, de manera que los países del Sur, ricos en energía libre de carbono, puedan proveer a los países de la UE que sean deficitarios y con dificultades para alcanzar sus objetivos de desarrollo sostenible.

"El diálogo Norte-Sur está abierto, pero aún hay mucho por hacer", apuntó la economista zaragozana tras insistir en que hay que promover la cooperación regional. "Para mejorar la interconexión energética entre el sur de Europa y el norte de África, al margen de las decisiones que tomen los Gobiernos, hacen falta inversiones, y en esta Cumbre de Madrid he escuchado a representantes de empresas que están dispuestas a realizarlas", añadió. "La tecnología está avanzando, lo que ayuda a constatar que la apuesta por las renovables puede ser muy rentable para las compañías", recalcó.

Importante en esta cooperación entre los países de la UE y los del sur del Mediterráneo es la formación del personal que pueda trabajar en empresas productoras de energías limpias. "Muchos jóvenes pueden trabajar en el ámbito verde (en zonas rurales) o en el azul (zonas costeras), hay muchos ejemplos en ambos casos", indicó Moreno-Dodson. En ese sentido, citó trabajos con futuro como el de sacar basura del océano o el reciclaje de plásticos, así como el impulso de nuevas tecnologías en las que ya están trabajando muchas ‘start up’.

El trabajo presentado por la economista aragonesa en una de las sesiones paralelas que tuvieron lugar en las instalaciones feriales de Madrid ha sido realizado de manera conjunta por la Comisión Europea y el CMI, oficina del Banco Mundial en Marsella, que agrupa a agencias de desarrollo, gobiernos nacionales locales y sociedad civil, con el fin de afrontar de manera conjunta los desafíos de esta región del planeta.

Más allá de su personal aportación en este foro en Ifema, Blanca Moreno-Dodson consideró muy positiva la celebración de la Cumbre. Aunque no quiso valorar su resultado final (al cierre de esta edición, el debate oficial no había concluido), consideró que las jornadas paralelas han sido muy útiles para difundir un mensaje que cada vez tiene menos opositores. El de la urgencia de actuar para luchar contra los efectos del cambio climático con apuestas más firmes por la economía circular o una mayor utilización de las energías renovables. Al hilo de esto, la economista zaragozana recordó que no podemos olvidar a los ‘perdedores’ de este movimiento, las personas que trabajan en empresas relacionadas con energías más contaminantes, como la minería. "Hay que conseguir, con formación adecuada, que puedan reciclarse a empleos con más futuro", dijo.

La experta del Banco Mundial expresó su optimismo ante el consenso generalizado de que hay que actuar, incluso entre dirigentes de Estados Unidos. Nancy Pelosi, presidenta del Congreso de ese país, se manifestó en esa línea, reseñó.

Etiquetas
Comentarios