Despliega el menú
Economía

automoción

María Helena Antolín: "Urge un plan estatal de ayudas a la compra de coches"

La presidenta de la Asociación española de proveedores de automoción (Sernauto) pide al Gobierno incentivos para rejuvenecer el parque y reducir emisiones.

María Helena Antolín.
María Helena Antolín.
Sernauto

¿La irrupción del coche eléctrico supondrá una merma de puestos de trabajo en la industria auxiliar o de componente en España?

Los proveedores de automoción instalados en España están fabricando desde hace unos años algunos de los componentes para los coches electrificados, conectados y automatizados. Pero se hace precisa la puesta en marcha de una estrategia-país que permita realizar una transición ordenada y progresiva atendiendo no solo a criterios medioambientales sino también a factores sociales y económicos. Ha de permitir además la coexistencia de todas las tecnologías eficientes, bajo el principio de neutralidad tecnológica, para que no se vea afectado el empleo del sector, que es mucho y de calidad.

¿Qué resulta imprescindible para sujetar todo ese empleo?

Insisto en que lo que hace falta es una estrategia-país que nos permita mantener los niveles de competitividad adquiridos. Y, a su vez, dar certeza al mercado de que todas las tecnologías son necesarias para alcanzar los objetivos de descarbonización.

¿Piensa que el coche eléctrico es una alternativa real en estos momentos?

El coche eléctrico es ya una realidad. La falta de infraestructuras, el precio y otros factores están retrasando su penetración. Es cierto que precisa de menos componentes, pero también es verdad que los vehículos cada vez incorporan más tecnología y los proveedores están desarrollándola.

¿De qué modo piensa que el nuevo Gobierno debe ayudar a la industria auxiliar a cumplir con la exigente norma de emisiones?

Apoyando de forma decidida las inversiones que las empresas del sector realizan en I+D+i para hacer que esas piezas sean más ligeras, eficientes y sostenibles, y poniendo en marcha una estrategia-país para el sector en su conjunto, que nos permita realizar una transición ordenada y consensuada con el sector en el camino de la descarbonización. Es mucho el trabajo que realizan los proveedores de automoción en este sentido.

¿Cómo cerrará el año la industria auxiliar de componentes?

En los últimos años el sector de componentes ha alcanzado cifras récord de facturación, exportaciones, empleo o inversión en I+D+i y con solo mantener estos niveles ya sería muy positivo. Y eso es lo que estimamos que va a suceder en 2019, es decir, repetiremos los resultados del año pasado, sin crecimiento significativo. Algo que refleja un preocupante cambio de tendencia pues veníamos de crecimientos sostenidos en los años anteriores superiores al 7% interanual.

¿Piensa que el sector en general va a poder mantener toda su estructura o requerirá de ajustes?

No puedo referirme a todo el sector en general pues desconozco las respectivas casuísticas de cada subsector. Lo que sí le puedo afirmar es que, durante la crisis, el sector de componentes de automoción fue uno de los sectores que mejor ‘capeó’ el temporal pues se trata de un sector muy competitivo y ajustado a las necesidades de sus clientes.

¿En qué medida ayudaría al sector un plan estatal de estímulo a la compra de coches?

No es una necesidad, es una urgencia para dar un fuerte impulso a la reducción de las emisiones. Un plan de estímulo a la compra de coches de cualquier tipo de motorización en España ayudaría muchísimo en este objetivo.

¿Qué debería hacer el Gobierno para que hubiera un equilibrio entre la normativa medioambiental y un ‘mix’ razonable de vehículos?

Debería apostar por el principio de neutralidad tecnológica, en línea con lo defendido también por la UE. Todas las tecnologías son necesarias para caminar hacia la descarbonización y garantizar la movilidad de todas las personas y mercancías. La palanca clave para la reducción de emisiones generadas por el transporte es, sin duda, potenciar el rejuvenecimiento del parque automovilístico que tiene de media más de 12 años de edad, siendo los coches viejos los que más contaminan.

¿Está apoyando suficientemente el Gobierno la implantación de la industria 4.0 en las auxiliares?

El ministerio de Industria ha sido cercano a nuestro sector y ha impulsado programas para la transformación tecnológica, en particular, para la digitalización, sobre todo dirigidas a las pymes. Ante los retos sin precedentes que estamos enfrentando, es clave establecer ayudas a la I+D+i que realizan las empresas de componentes, tanto en producto como en proceso. Ello ayudaría muchísimo a que, en especial las pymes, fueran implantando las diferentes soluciones que le aporta la digitalización que supone la Industria 4.0.

¿Cómo ve la industria de componentes en Aragón?

La veo muy bien. Aragón cuenta con un ecosistema de automoción magnífico que da empleo a 25.000 personas y factura 8.800 millones al año.

Etiquetas
Comentarios