Despliega el menú
Economía

Agricultura

El retroceso de la superficie y la sequía reducen en un 9,6% la cosecha de arroz en Aragón

El cultivo de este cereal apenas ocupa ya 4.856 hectáreas de las que se espera una producción de 31.392 toneladas.

Unos agricultores de Alcolea del Cinca (Huesca) cosechan arroz.
Unos agricultores de Alcolea del Cinca (Huesca) cosechan arroz.
Brazal

El cultivo del arroz en Aragón no deja de retroceder. Hace una década ocupaba más de 13.000 hectáreas y este año apenas se han cultivado 4.856, un 2,2% menos que en la pasada campaña. Y con una menor superficie y menor disponibilidad de agua era de esperar una menor producción. Así lo constatan las últimas estimaciones publicadas por el consejo sectorial de arroz de Cooperativas Agroalimentarias de España, que prevé que la cosecha de este cereal en la Comunidad se cerrará este año con una producción de 31.392 toneladas. La cifra supone un descenso del 9,6% respecto a la conseguida en 2018, cuando la producción rozó las 35.000 toneladas.

El descenso de la cosecha aragonesa se explica también por un descenso de los rendimientos. Estos se han recortado en un 7,6%, si bien, como señala el consejo sectorial de Cooperativas Agroalimentarias, «han sido mejor de lo que esperado».

En cifras absolutas, los agricultores han recogido una media de 6,46 toneladas de arroz por hectárea, una cifra que se convierte, según la comparativa histórica, en la segunda más elevada de los últimos 20 años, solo superada por las siete toneladas que se cosecharon de media por hectárea en la pasada campaña.

Quinta productora

Con esta producción, Aragón se sitúa como la quinta comunidad productora de España, aunque únicamente representa el 5% de la superficie total del país y el 4% de la producción de arroz en España, donde, según las estimaciones de las cooperativas, se alcanzará una producción de 788.421 toneladas. Este volumen es un 4,4% inferior a la cosecha de 2018. Un retroceso que, como sucede en Aragón, también se explica por la sequía y la pérdida de superficie, que vuelve a reducirse por noveno año consecutivo. Actualmente el arroz español ocupa 103.677 hectáreas, 1.182 menos que en 2018, lo que supone una caída del 1,1% de caída.

De total de la producción española, 405.756 toneladas (51,4%) son arroz de la especie japónica (más redondos, más gruesos y más duros) y 383.666 toneladas (48,6%) de la especie índica (más largos, más finos y más esponjosos). En Aragón casi la totalidad de este cereal es de tipo japónica. 

Un cultivo que no deja de perder terreno desde hace ocho años

Se cultiva esencialmente en las comarcas de Monegros, Cinco Villas, Cinca Medio y Bajo Cinca, todas ellas en las provincias de Huesca y Zaragoza, aunque también existe, aunque de forma casi testimonial, en Teruel, concretamente en la comarca del Bajo Aragón. Pero su presencia en la Comunidad ha ido perdiendo terreno en los últimos años. En el año 2000, según los datos de Cooperativas Agroalimentarias, la producción de este cereal se extendía por casi 14.000 hectáreas, de las que se obtenía una producción superior a las 85.000 toneladas.

Estas cifras se mantuvieron con pequeños dientes de sierra hasta que llegó el año 2012, cuando la superficie dedicada a este cultivo se redujo drásticamente hasta ocupar apenas 6.500 hectáreas. La culpa la tuvo entonces una grave sequía y el desacoplamiento de las ayudas de las PAC a las que se unió un descenso de los precios que ha reducido a la nada el margen de beneficio y han empujado a los agricultores hacia cultivos más rentables más rentables. El goteo no cesa. Apenas quedan ahora 4.856 hectáreas y no parece frenarse el descenso.

Etiquetas
Comentarios