Despliega el menú
Economía

Laboral

Los trabajadores del transporte de viajeros amenazan con ir a la huelga

Exigen a la patronal que mejore su propuesta para el convenio de Zaragoza.

Trabajadores del transporte de viajeros, ayer en la asamblea convocada por UGT y CC. OO.
Trabajadores del transporte de viajeros, ayer en la asamblea convocada por UGT y CC. OO.
Toni Galán

Tras siete reuniones y más de un año negociando el convenio colectivo de la provincia de Zaragoza, los trabajadores del transporte de viajeros están dispuestos de endurecer sus acciones. Lo dejaron claro ayer en una asamblea conjunta organizada por los sindicatos UGT y CC. OO. en la que los trabajadores acordaron ir a la huelga si la patronal no da pasos firmes y demuestra "una verdadera intención" de negociar poniendo sobre la mesa una propuesta más concreta y mejor que la realizada hasta ahora.

Para hacer efectiva su protesta esperarán hasta el próximo día 14 de noviembre, porque es entonces cuando vuelven a reunirse con los representantes de Aetiva, la asociación empresarial de transportes interurbanos de viajeros en autobuses en Aragón. "Lo que hemos visto hasta ahora es que la patronal no ha presentado nada nuevo, cada vez que hay una reunión viene con algo nuevo y nada concreto. Creemos que tiene mala fe negociadora", señaló ayer el representante de UGT, Eugenio Novellas.

"No nos cerramos a nada y estamos dispuestos a negociar, pero veremos cuáles son sus intenciones en la próxima reunión y entonces concretaremos las acciones", explicó Carlos Covelo, representante de CC. OO.

La patronal propone, según detalló Covelo, un incremento del 10% del salario en tres años, una cifra cercana a la subida del 3,5% anual para el tiempo de vigencia del convenio que exigían los representantes sindicales. Pero a partir de ahí, las posturas están en polos opuestos. Ni CC. OO. ni UGT están dispuestos a aceptar la supresión de la antigüedad, ni el plus de nocturnidad (alrededor de 2,30 euros por hora trabajada por la noche) ni que desaparezca el llamado quebranto de moneda, un plus que percibe el conductor que tiene que realizar el cobro del billete a los pasajeros (6,15 euros por día trabajado). "Eso es mucho dinero que se pierde», insistieron los representantes sindicales, que calcularon que solo con la eliminación de este último complemento algunos trabajadores pueden dejar de recibir «unos 200 euros mensuales".

Novellas criticó que la parte empresarial acude a cada reunión con "nuevas propuestas que, además, no son nada realistas". Y señaló que las últimas medidas que la patronal ha puesto encima de la mesa han sido la creación de una nueva categoría de conductor novel, para aquellos con menos experiencia «y a los que se les quiere pagar menos», así como una nueva función obligatoria para el conductor «que tendrá que realizar la limpieza del vehículo, incluida la del suelo», señalaron los sindicalistas.

Ante esta situación, y tras haber escuchado a los trabajadores afectados, los sindicatos acudirán a la próxima reunión prevista para el jueves con la decisión de poder avanzar en un acuerdo. Pero, "si continuamos comprobando que la patronal solo quiere dinamitar la negociación, iremos a la huelga", coincidieron.

Etiquetas
Comentarios