Despliega el menú
Economía

salud laboral

CC. OO. lanza una campaña contra el elevado consumo de psicofármacos por parte de las trabajadoras de residencias

'Automedicarse no es la solución' es el lema de la campaña lanzada por el sindicato que asegura que "pelear por tus derechos es la mejor medicina"

Asamblea realizada para presentar la campaña en Comisiones Obreras Aragón
Asamblea realizada para presentar la campaña en Comisiones Obreras Aragón
J. M.

Si en 2008 el consumo de psicofármacos por parte del personal de atención directa en residencias para mayores representaba el 5,1%, en la actualidad se sitúa en el 8,6%. "Ha sido este sorprendente incremento el que nos ha llevado a la Federación de Sanidad de CC. OO. a tener que actuar", ha dicho hoy en Zaragoza Pepe Rodríguez, responsable a nivel estatal de esta federación, al presentar la campaña 'Trabajadora! automedicarse no es la solución. Tus derechos, la mejor medicina". Los datos, según el sindicalista,  extraídos del Observatorio español de la droga y las toxicomanías, evidencia que los psicofármacos son el tercer grupo de sustancias más consumidas por los trabajadores de estos centros. "Las cargas de trabajo enormes y la presión del tiempo en las residencias hace que las trabajadoras en tres o cuatro partes de su cuerpo de forma diaria y cronificada tengan dolores y tomen analgésicos o antiinflamatorios para paliarlos". Se trata mediante fármacos, ha denunciado, un problema de falta de derechos laborales". 

"Hay un fallo evidente en la evaluación sobre los riesgos y la vigilancia de la salud en el personal que trabaja en las residencias", ha constatado Irene Álvarez, secretaria de Salud Laboral de CC. OO. "En los centros de trabajo las habitaciones están mal diseñadas, no hay una buena disposición ergonómica, todo está pensado para el residente, pero no para la persona que trabaja para cuidarlo. Por tanto, en las residencias cada vez hay un mayor deterioro físico y psíquico del personal, expuesto a contagios de todo tipo sin tener ni mascarillas, ni batas ni lo más mínimo para no tener que ir a la medicación sino a la prevención". No puede ser, ha señalado la sindicalista, que "se trabaje como hace 50 años y las trabajadoras tengan que recurrir a los psicofármacos". 

"Habría que hacer en Aragón una encuesta de condiciones de trabajo, igual que se hace a nivel estatal porque no hay derecho a que haya trabajadoras que se tienen que medicar para ir a trabajar", ha afirmado Luis Clarimón, responsable de Salud y Seguridad Laboral en CC. OO. Aragón. "Cualquier adicción es un problema de salud y habría que abordarlo".

"El problema es que Inspección no sanciona. Yo les he llamado varias veces para denunciar que los descansos no se cumplen,  que hay trabajadores en la residencia trabajando con categorías distintas a las que le corresponden, que no llegamos", ha criticado Nines, una trabajadora de una residencia de Zaragoza en la que lleva 31 años. "He pasado por etapas muy difíciles he tenido que tomar escitalopram para soportar el día a día. Y es que llegas a la residencia y esto es una carrera de fondo. Tienes que llegar a la meta que te pone el jefe más allá de atender a los abuelos. El día a día es incontrolable y si te coges una baja te despiden", ha asegurado. "Me da mucha pena por los residentes", pero las trabajadoras, ha recalcado, no dan abasto por un sueldo de 998 euros brutos al mes. Por eso, confía en que la campaña puesta en marcha por CC. OO. tenga éxito y más se atrevan a denunciar las condiciones en las que se trabaja en muchas residencias.   

Etiquetas
Comentarios