Despliega el menú
Economía

economía

PSA negocia una fusión con Fiat Chrysler

La posible integración no tendría un gran impacto en España, donde el grupo ítalo-americano no tiene fábricas.

Carlos Tavares, PSA CEO, speaks at the French car maker's booth during a press day ahead of the Geneva International Motor Show on March 6, 2018 in Geneva.The show opens to the public on March 8 and runs through March 18. / AFP PHOTO / HAROLD CUNNINGHAM [[[AFP]]] SWITZERLAND-AUTO-SHOW
Carlos Tavares, presidente ejecutivo de PSA.
HAROLD CUNNINGHAM/AFP

"Sin comentarios". Así, tajante, aunque con una media sonrisa dibujada en sus labios, respondió Carlos Tavares el pasado 7 de octubre en la planta de Opel España en Figueruelas cuando un periodista le preguntó si habría una negociación entre PSA y Fiat Chrysler para una posible fusión. Fue el último asunto que se le planteó en un encuentro reducido con representantes de medios de comunicación que acudieron al inicio de la producción del nuevo Corsa, que contó con la presencia del rey Felipe VI. Este martes, la prensa estadounidense anunció el bombazo: PSA negocia una integración con Fiat Chrysler.

Según publicó el ‘Wall Street Journal’, citando "fuentes conocedoras del asunto", el grupo francés que preside Tavares estaría en conversaciones con directivos del grupo ítalo-americano que daría lugar a un gigante trasatlántico del automóvil valorado en 50.000 millones de dólares (unos 45.000 millones de euros). Según este medio especializado, sería el propio Tavares quien lideraría la compañía resultante en calidad de consejero delegado, mientras que John Elkann, presidente de Fiat Chrysler, mantendría el puesto de presidente. Pese a que no hay ninguna garantía de que el acuerdo se cierre finalmente, las conversaciones se estarían produciendo con fluidez, recoge el periódico financiero. Desde PSAEspaña no se hicieron comentarios.

Tavares, en realidad, siempre se ha mostrado abierto a llevar adelante acuerdos de integración con otras compañías. La buena marcha dePSA, a la que sacó de los números rojos tras una negra etapa, fue su mejor aval para cerrar unos años después, en 2017, la compra de Opel al grupo General Motors. En 2018, la marca alemana volvió a los beneficios después de casi 20 años en pérdidas. En septiembre pasado, en una mesa redonda con periodistas en el Salón del Automóvil de Fráncfort, el portugués reconoció, al ser preguntado por el fracaso de las negociaciones de fusión entre Fiat Chrysler y Renault, que entendía que sea importante hoy, más que nunca, con un sector con desafíos como el coche eléctrico o la movilidad compartida, que las compañías se unan para crear grupos más grandes.

De llegar a buen término las negociaciones entre PSA y Fiat Chrysler (FCA), la incidencia en España no sería importante desde el punto de vista industrial, ya que el grupo ítalo-americano no tiene fábricas en nuestro país. La operación, en cambio, tendría gran repercusión en Estados Unidos. Chrysler, de hecho, formaba parte de los ‘Big 3’ de Detroit, las tres grandes empresas automovilísticas norteamericanas (las otras son GM y Ford). 

Etiquetas
Comentarios